La libertad

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes

viernes, 25 de diciembre de 2009

¿Es la política un problema?

Según el barómetro de noviembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la clase política, el gobierno, los políticos y los partidos políticos, ocupan el tercer lugar entre los problemas de los españoles, con un valor acumulado del 20,2% (16,6% para la clase política y los partidos políticos, y 3,6% para el gobierno, los políticos y los partidos). Solamente consideran los españoles un problema superior a nuestra clase política la economía, con el 45,9%, y el paro, con el 78,4%.
Absolutamente terrorífico, pero cierto. Los españoles consideran mayor problema “la política” que la inmigración (13,7%), el terrorismo (13,1%), la inseguridad ciudadana (11,4%), la corrupción y el fraude (10,4%) o la vivienda (10,3%). Otros muchos problemas lo son con porcentajes inferiores al 10%.
Aunque estas cifras debemos matizarlas con las respuestas que dan los encuestados cuando se les pregunta por lo que a ellos personalmente les afecta como problema. Ante esta pregunta, el paro y la economía siguen en cabeza y destacados (42,4% y 36,9% respectivamente), y “la política” baja hasta el 5º puesto, superado por la vivienda y la inseguridad ciudadana; pero sigue por delante de temas como la calidad en el empleo, la sanidad, las pensiones…
A pesar de estas matizaciones, podemos responder a la pregunta que sirve de titular para estas reflexiones que SÍ, que “la política” es uno de los principales problemas para una gran parte de españoles.
¿Qué está pasando en nuestro país? ¿Quién o quiénes son los responsables de haber llegado a esta situación? ¿Qué es lo que hemos hecho mal para que tras algo más de 30 años de funcionamiento democrático los políticos y la política estén tan desprestigiados?
Como en todas las cuestiones complejas, y esta lo es, las respuestas a estas preguntas nunca son únicas ni sencillas.
Es más que probable que algo tenga que ver en esta situación de desprestigio de la política el interés de determinados sectores de la derecha más reaccionaria y antidemocrática que, apoyados en algunos medios de comunicación, llevan años orquestando una campaña dirigida a conseguir este desprestigio, desde su faceta más fascista que añora tiempos mejores en los que un iluminado y elegido por Dios, se erija en salvador de la patria y nos guíe de nuevo “por el imperio hacia Dios”.
Pero esta campaña no habría tenido éxito si no es porque, otros sectores de una derecha aparentemente más democrática, que creen que el aforismo de “cuanto peor mejor” es válido siempre y en cualquier circunstancia, no les hubieran seguido el juego a los nostálgicos del fascismo. Puede que cuando se den cuenta de su error, sea demasiado tarde, también para ellos.
De todos es conocido que cuando la política se desprestigia, quien paga el pato es principalmente la izquierda, ya que muchos de los votantes de derechas se consideran a sí mismos como “apolíticos”.
Ahora bien. Dicho lo anterior, para que esta situación haya calado de tal manera en nuestra sociedad ha sido necesaria la “colaboración”, seguramente por defecto, de los restantes partidos políticos y, en particular de los partidos de izquierdas y progresistas.
Según el mismo barómetro del CIS, España es un país de centro-izquierda. En una escala que va desde el 1, izquierda, hasta el 10, derecha, los españoles se sitúan escorados hacia la izquierda. Entre el 1 y el 4 (izquierda), se ubica el 33,4% de los encuestados, y solamente el 12,1% se sitúa entre el 7 y el 10 (derecha). El 32,6% se considera entre 5 y 6 (centro).
Si esto es así, ¿qué han hecho mal los partidos de izquierdas? ¿Cómo han podido permitir que se instale la desafección política entre unos ciudadanos que se consideran a sí mismos de centro-izquierda?
Seguramente esta pregunta tiene también muchas respuestas.
Una de ellas puede ser la falta de soluciones de la izquierda mundial ante la crisis económica. Las recetas para salir de ella están viniendo de los mismos poderes económicos y políticos que la generaron. Y es probable que la superemos, pero nos encontraremos en la misma situación que antes de la misma. No ha habido, por parte de la izquierda, ni una sola propuesta encaminada a cambiar el orden económico mundial que nos sumergió en la peor crisis de los últimos años.
En España, el gobierno del PSOE se ha limitado, y no es poco, a garantizar que durante la crisis no se pierdan derechos sociales de los trabajadores, y a que no sean ellos los paganos de la misma. Pero ni una sola propuesta encaminada a la modificación del modelo económico que nos llevó a la crisis.
Ante los grandes problemas que se ciernen sobre el planeta en estos primeros años del siglo XXI, como la crisis energética o los problemas del calentamiento global, la izquierda aparece desdibujada y sin proyectos alternativos. Han tenido que ser los movimientos ecologistas y antiglobalización quienes lideren las posturas más exigentes en la reciente cumbre de Copenhague.
¿Alguien sabría decirme en que se diferencian las posturas de la derecha y de la izquierda mundial ante las guerras que asolan ciertas partes del mundo? ¿O ante la crisis de los alimentos en África? ¿Y ante los grandes movimientos migratorios que la misma va a provocar en los próximos años?
Más pegados a nuestro territorio, ¿dónde ha quedado el papel de la izquierda como articuladora del país y equilibradora de las desigualdades territoriales? Los alcaldes y responsables autonómicos del PSOE, al igual que los del PP o de cualquier otro partido sea o no nacionalista, han perdido la perspectiva de conjunto. La única reivindicación políticamente correcta, jaleada por los medios de comunicación y aparentemente rentable desde el punto de vista electoral es la que está teñida de territorialidad y “nacionalismo”; y esto vale tanto para las comunidades “históricas” como para las “otras”. Parece que la consigna que predomina entre los dirigentes autonómicos, sean del signo político que sean, es el “sálvese quien pueda”.
Ya sé que la derecha, desde siempre, ha primado más la “tierra” que al “hombre”. Pero la izquierda no. Ahora parece que esta también ha perdido la perspectiva del hombre en sus planteamientos políticos y la ha sustituido por la perspectiva del territorio.
Los interese que merece la pena defender son los de las personas, no los de los territorios. Siempre he creído, y lo sigo creyendo, que yo tengo más intereses comunes con un maestro andaluz, catalán o danés, que con un empresario o terrateniente castellano.
O los partidos políticos, y principalmente los de izquierdas, toman conciencia de la situación y emprenden acciones decididas para cambiarla, o nuestro sistema democrático será una democracia devaluada.
La izquierda debe abrirse a los movimientos ecologistas y antiglobalización, a los pacifistas y a los jóvenes que participan activamente en la acción solidaria de la ONGs; debemos establecer con todos ellos un diálogo abierto y sincero que permita la incorporación de sus ideales a nuestros planteamientos políticos.
La izquierda política debe ofrecer soluciones claramente diferenciadas de las de la derecha para salir de esta crisis, y cambiar el modelo económico mundial. Debemos debatir y ofrecer posiciones claras y diferenciadas sobre los nuevos retos que se plantean en el mundo: escasez de energía y alimentos, enfermedades y pandemias, escasez de agua, grandes movimientos migratorios, interculturalidad, etc.
La sociedad española considera a los políticos y a la política como un mundo cerrado y endogámico, lleno de turbios manejos y de luchas por el poder, que tiene como único objetivo mantenerse en el mismo o arrebatárselo a los rivales.
El techo y las paredes de las administraciones públicas y de los partidos políticos debe ser de “cristal”, y cuanto más trasparente, mejor; sus cuentas, públicas y fácilmente accesibles para los ciudadanos.
El ejercicio de un cargo público debe ser absolutamente incompatible con cualquier actividad profesional o empresarial. Los registros de bienes e intereses de los políticos deben estar a disposición de los ciudadanos para su consulta de forma lo más simple posible, lo mismo que “todas” las percepciones económicas que tengan asignadas mientras los desempeñen.
La reacciones ante los casos de corrupción deben ser fulminantes y ejemplarizantes, y no utilizar el “y tú más” como disculpa para la ausencia de decisiones.
En fin, los partidos políticos, “instrumento fundamental para la participación política” (CE, artículo 6º), tienen que tomarse este asunto en serio y reaccionar o, en caso contrario, la participación política de la sociedad se verá gravemente dañada y con ella, la democracia.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿Algo huele a podrido en España?

Cuando en el diálogo de Marcelo, en el acto I de Hamlet el drama de William Shakespeare, el fiel guardián de palacio insistía a Hamlet y Horacio en que Dinamarca estaba ya podrida, es porque intuía que las cosas no iban bien, no sólo en su país ("something is rotten in the state of Denmark") sino en el palacio que él mismo custodiaba.

Muchos españoles de hoy, al igual que en la Dinamarca del siglo XII, afirman que algo huele a podrido, y otros muchos se preguntan si ese “algo” es más bien “mucho”.
Al finalizar este año 2009, que en la percepción de muchos ciudadanos es el año de las grandes tramas corruptas, me parece necesario hacer algunas reflexiones al respecto.
Hagamos algunos números previos. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay 8.111 municipios, que gobiernan el mismo número de alcaldes o alcaldesas, acompañados en esta responsabilidad por 65.347 concejales y concejalas, algunos de los cuales, en concreto 1.036, son así mismo diputados provinciales.
Consultando las páginas web de cada una de las 17 comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla, podemos comprobar que hay 19 presidentes y 214 consejeros o responsables de departamentos de gobierno, a los que habría que sumar otro número ligeramente superior de altos cargos políticos de cada uno de esos departamentos, que podríamos fijar aproximadamente en alrededor de otras 1000 personas.
El gobierno de España está formado por el Presidente, 3 vicepresidentes y 14 ministros o ministras, que con los responsables políticos de segundo y tercer nivel nos puede dar una cifra de 250.
La suma de todos estos cargos, que podríamos considerar “ejecutivos”, con las notables diferencias existentes entre un concejal del más pequeño municipio de España y el más poderoso consejero de alguna de las comunidades autónomas más ricas del país, nos da una cifra cercana a 67.000. Si a estos cargos ejecutivos, añadimos los legislativos del estado, comunidades y ciudades autónomas, cabildos, territorios históricos y otros, que suman según el INE otros casi 2.500, estaríamos hablando de casi 70.000 españoles y españolas dedicados de una u otra manera a la “política”.
Sigamos con números. El Fiscal General del estado informaba a mediados del pasado mes de noviembre, que en España había en ese momento 730 causas abiertas por corrupción, sumando los procedimientos judiciales y las diligencias de investigación. En esas causas, junto a un número elevado de representantes de empresas y negocios, están incursos algo menos de 1000 responsables políticos.
Si consideramos que en el mundo judicial se considera que los casos que se llegan a investigar suponen en torno al 30 % de los existentes, podemos afirmar que alrededor de 3.300 políticos pueden estar actuando de forma corrupta en el desempeño de sus cargos. Es decir que menos del 5% de los casi 70.000 políticos, pueden ser corruptos.
¿Puede ese 5% de posibles corruptos desprestigiar la fama y el honor del restante 95% de ciudadanos y ciudadanas que se dedican con honestidad a la “cosa pública”?
Yo pienso honestamente que no. Puedo afirmar que conozco personalmente a cientos de concejales y alcaldes que se dedican con honradez a gestionar lo mejor que saben y pueden sus municipios y que, en muchos casos, lo hacen sin recibir nada a cambio, e incluso, costándoles tiempo y dinero.
Pero es que, además, esto solamente es una parte de la “cuestión”. Para que exista corrupción se necesitan dos actores: el corrupto y el “corruptor”. Y es que en toda esta polémica, la mayor parte de las veces nos olvidamos que para que haya políticos corruptos es necesario que existan ciudadanos, generalmente pertenecientes al mundo de los negocios, que también lo sean.
Este último “considerando” nos lleva irremediablemente al aspecto más polémico del problema de la corrupción, y que nos llevaría a hacer la misma reflexión que hace Marcelo en la obra de Shakespeare: "something is rotten in the state of Spain”.
Yo personalmente prefiero mantenerme en la duda, y plantearme la pregunta ¿es España un país corrupto? Y para contestarme tengo que, como en el juego, pedir que primero definamos “corrupción”.
Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua española, entre las acepciones de la palabra corrupción están: 1. Acción y efecto de corromper; y 2. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores. Y según el mismo diccionario, corromper en su tercera acepción significa “sobornar a alguien con dádivas o de otra manera”. Podemos deducir por tanto que, en sentido estricto, solamente puede ser corrupto el político o el funcionario.
Ahora bien, en un sentido más amplio, es muy normal utilizar los términos corrupción, corrupto o corruptela, referidos a la actuación de las personas que lo hacen con “falta de honradez”, sean estas o no funcionarios.
Aclarado el aspecto semántico de la cuestión, me gustaría hacer algunas preguntas por si alguien tiene las respuestas.
¿No actuamos con “falta de honradez” cuando compramos un DVD en el “top manta”? ¿O cuando nos bajamos música gratis de internet? ¿No es “falta de honradez” pagar obras o servicios sin factura y por lo tanto sin IVA? ¿No es “falta de honradez” contratar para una “chapuza” a un parado que está cobrando la prestación? ¿Y tener a la empleada del hogar sin asegurar? ¿Quién no ha “mentido” sobre la edad de su hijo para que entre gratis o con descuento? ¿Qué acción es “menos” honesta, que un concejal admita el regalo de una entrada para el partido del equipo local, o que nosotros le dejemos nuestro carnet de socio a un amigo para que vea gratis el partido?
Miles y miles de “pequeñas corrupciones” como estas se cometen diariamente en nuestro país sin que nadie estigmatice socialmente a sus autores.
¿No será este un perfecto caldo de cultivo para esas otras “grandes corrupciones” con las que nos obsequia nuestra clase política?
No debemos olvidar que, al fin y al cabo, en una democracia los “políticos” antes de serlo fueron unos ciudadanos normales y corrientes que, a lo peor, también actuaron con esa “falta de honradez”.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Añorando la “inquisición”

Con el pretexto “oficial” de presentar la “Declaración ante la crisis moral y económica” aprobada en la última Asamblea plenaria del episcopado español, el obispo y jesuita Juan Antonio Martínez Camino, mano derecha y portavoz del cardenal Rouco, nos ha obsequiado con algunas perlas que, si no fuera por lo que en el fondo significan, servirían de inspiración a humoristas y chistosos durante muchos días.
Monseñor Martínez Camino, sin la menor alteración de ese “rostro feliz del que acaba de comerse un codillo” (Manuel Vicent en EL PAÍS. 13-12-2009) y que cada vez me recuerda más a Tomás de Torquemada, se ha despachado con la siguiente reflexión: el aborto no sólo es un “pecado grave” sino que debería ser considerado un “delito” que lesiona la moral y “el mandamiento de no matarás”. Y a continuación se pregunta: “¿Puede alguna legislación civilizada considerar que quitar la vida a un ser humano inocente no es un delito?”
¿Qué pasa Monseñor? ¿Añoramos épocas pasadas?
El sector dominante de la jerarquía católica española parece añorar épocas pasadas, unas muy “pasadas” y otras no tanto, en las que las leyes que se aplicaban a los españoles, fueran o no cristianos católicos, las dictaban los obispos.
Por desgracia para esta España de nuestros dolores, prácticamente desde que a finales del siglo XV, en 1478, los Reyes Católicos crearon la institución del “Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición” que estuvo oficialmente vigente hasta que en 1834, durante el reinado de Isabel II, se abolió definitivamente, y más recientemente durante los 40 años de dictadura del general Franco, las leyes de este país han sido dictadas y ejecutadas bajo la dirección “espiritual” de los jerarcas de la Iglesia católica de cada momento histórico.
Aunque la “inquisición” nos queda a todos un poco lejos, muchos españolitos de a píe recordamos perfectamente cuando el no ir a misa un domingo, cosa pecaminosa según el tercer mandamiento, “santificarás las fiestas”, era motivo para la intervención de la “autoridad gubernativa” que te podía sancionar con la correspondiente multa. O cuando la homosexualidad, pecado contra el sexto mandamiento, era castigada con la cárcel. Y que me dicen de los cartelitos en algunos lugares públicos con la advertencia de “prohibido blasfemar, bajo multa de …. Pesetas”. Y de las multas a los bares que no cerraban en los “sagrados días” de la semana santa.
En fin, a monseñor Martínez Camino se le ha visto por fin el plumero. Yo creo que él mismo se dio cuenta de lo que estaba dejando ver y trató de arreglarlo diciendo que “no todo lo que es pecado, tiene que ser delito”. ¡Faltaría más!
¿Quieren Rouco Varela y Martínez Camino que la homosexualidad sea de nuevo delito? ¿Solo la homosexualidad o también vivir en pareja heterosexual en pecado al no estar casados por la iglesia? ¿Quieren que sea delito masturbarse? ¿Tener fantasías sexuales con el vecino o la vecina, con el compañero o la compañera, nos debe llevar a la cárcel? ¿Blasfemar? ¿No ir a misa los domingos y fiestas de guardar? ¿Divorciarse y volverse a casar?
Si la jerarquía católica más reaccionaria y conservadora quiere que “algunos” mandamientos sean delito, yo les sugiero que lo sean el octavo, “no darás falso testimonio ni mentirás”, y el décimo, “no codiciarás los bienes ajenos”, y que empiecen por aplicárselos a algunos empresarios y políticos actuales que todos tenemos en mente a los que vemos con demasiada asiduidad fotografiándose al lado de altas jerarquías de la Iglesia y a los que, desde luego, no he oído que les hayan prohibido la comunión.
Gracias a la Constitución española de 1978, a la que por cierto apoyaron y ayudaron a concebir muchos cristianos y algunos obispos católicos, que establece la libertad de expresión y la libertad religiosa como algunos de los derechos fundamentales, los actuales jerarcas del catolicismo español pueden y deben decir lo que crean más conveniente, pueden organizar todas las manifestaciones que les parezca oportuno, pueden negar la comunión y sus restantes sacramentos a quien lo crean necesario, pero lo que de ninguna manera pueden hacer es dictar el Código Penal, ni el Civil, ni ninguna norma de las que regulan la convivencia y la vida de todos los españoles, sean cristianos, católicos, judíos, islámicos, ateos o agnósticos. ¡Faltara más!
En el fondo de sus corazones, algunos obispos de la iglesia católica lo que tienen es una “envidia insana” de aquellos países que se rigen en sus normas legales por preceptos religiosos, sean estos la Sharía o la Torá.

martes, 1 de diciembre de 2009

De nuevo en la brecha

Desde mediados de junio he tenido mi blog abandonado y mudo.
A un fin de curso ajetreado, ¡al fin he dejado la Jefatura de Estudios!, y un verano con una primera parte extraordinaria, las vacaciones por el Canal del Midi, y un final para olvidar, el fallecimiento de mi suegro, se ha unido un otoño dedicado íntegramente al Canal de Castilla, de tal manera que “ni tiempo he tenido” de ocuparme de mis blogs.
Pero todo pasa y, aunque alguno a lo peor creía que ya no iba a volver, aquí estoy de nuevo. Y bastante preocupado.
Durante estos meses de “ausencia” esta España de mis entretelas ha dado para mucho, tanto en lo político, como en lo social: corrupción, crisis, secuestros, gripe A, etc. Como muchos de estos temas siguen y seguirán de actualidad, tiempo habrá para ocuparme de ellos.
Pero un suceso acaecido en estos últimos días me tiene, si es posible, más preocupado que ninguno de los anteriores.
Me estoy refiriendo al vergonzoso espectáculo que una parte importante de nuestra sociedad ha dado en el caso de la muerte de la niña de tres años de Arona (Tenerife) y la forma en que se ha hecho saltar en pedazos uno de los fundamentos de un estado garantista en lo judicial como es el que establece nuestra Constitución de 1978.
La condena sin juicio que una parte de la sociedad, alentada por lo más denigrante de la profesión periodística de este país, ha pronunciado contra el novio de la madre de Aitana, es lo más vergonzoso que he presenciado en mucho tiempo. Las imágenes de la detención de un joven de 24 años, Diego P.V., esposado e insultado a la entrada de la comisaria y de los juzgados, me hace dudar de que vivamos en un auténtico estado de derecho.
La portada del diario ABC con una fotografía a toda página y el titular “La mirada del asesino de una niña de tres años”, es un ejemplo del peor y más repugnante “periodismo” de baja estofa, a la vez que un posible delito.
Podríamos repasar otros titulares y noticias sobre el tema de similares características, pero que creo que con el de ABC puede ser suficiente.
¿Dónde ha quedado la presunción de inocencia? ¿Dónde ha quedado el principio jurídico que establece que nadie puede ser declarado culpable sino tras la celebración de un juicio justo y con todas las garantías? “La mirada del asesino…….”, ¿quién le ha condenado?, ¿cuándo se ha celebrado el juicio?
En los días inmediatamente posteriores a su detención, un aluvión de personas, algunas con responsabilidades políticas, se han lanzado a una carrera para ver quién era el que más fuerte y con más argumentos pedía que “caiga sobre él todo el peso de la ley”. Me pregunto: ¿sin juicio?, ¿sin condena?, ¿sin derecho a defensa?
Y todo ello aireado y multiplicado por los medios de comunicación.
No escuché en esos días ni una sola referencia a la presunción de inocencia de Diego.
¡Qué distinto cuando los detenidos son políticos presuntamente culpables de haber “chorizado” durante el ejercicio de sus cargos! En estos casos, todos son “presuntos”, todos tienen derecho a la “presunción de inocencia” y se llega incluso a interpelar al Ministro de Interior, sobre “el trato degradante” que ha supuesto su detención y su traslado esposados hasta el juzgado.
Seguro que muchas gentes “bien pensantes” creen que esto no va con ellos, que a ellos esto nuca les puede pasar. Se equivocan de medio a medio.
En este punto convendría recordar esos conocidos versos, atribuidos erróneamente a Bertolt Brecht pero que, en realidad, pertenecen a un sermón que un pastor luterano alemán llamado Martin Niemöller pronunció en la Semana Santa de 1946 y que tituló ¿Qué hubiera dicho Jesucristo?:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.


Seamos exigentes con el respeto a los principios constitucionales y del estado de derecho porque si no, algún día, cuando “vengan a por nosotros no habrá nadie que pueda protestar”.

martes, 9 de junio de 2009

Después de las europeas

El domingo 7 de junio se han celebrado elecciones para configurar el Parlamento de la Unión Europea. Tanto en el conjunto de la Unión, como en España, las ha ganado de forma incontestable la derecha.
El Partido Popular Europeo (PPE) ha obtenido el 35,7% de los votos (263 escaños) y el Partido de los Socialistas Europeos (PSE) el 21,9% (161 diputados).
La abstención media en el conjunto de países que forman la Unión Europea ha sido de algo más de 57% (57,06), es decir, que casi 6 de cada 10 ciudadanos europeos con derecho al voto no lo han ejercido. La abstención en Europa está muy desigualmente repartida y va desde el escaso 9% de Luxemburgo, hasta el escandaloso y preocupante 80,36% de Eslovaquia.
En España con una participación del 46%, algo más de 3 puntos superior a la media europea, el Partido Popular (PP) ha ganado las elecciones con el 42,23% de los votos y más de 6.600.000 sufragios, es decir, algo más de 200.000 votos que en 2004, a pesar de la menor participación. El PP en España ha obtenido un resultado casi 7 puntos mejor que sus correligionarios europeos del PPE.
Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha perdido las elecciones en España, al obtener el 38,51% y algo más de 6.030.000 votos, habiendo perdido más de 700.000 votos respecto a las elecciones europeas de 2004, y más de 5 puntos porcentuales. Es cierto también, que el PSOE ha obtenido en España un resultado casi 17 puntos mejor que el conjunto del PSE.
Estos son los datos, y de los mismos se pueden sacar tres conclusiones claras y evidentes: la derecha ha ganado las elecciones en la UE; los socialistas han sufrido una grave derrota; y la abstención ha alcanzado cotas muy preocupantes en la mayoría de los países.
No sé si en el resto de los países de la UE será igual, pero en España los dos grandes partidos se han apresurado a realizar sus propios análisis en clave nacional. El PP afirmando que esto significa una pérdida de confianza del pueblo en José Luís Rodríguez Zapatero y que por lo tanto se deben convocar inmediatamente elecciones generales, o al menos someterse el presidente de gobierno a una moción de confianza en el Parlamento español.
El PSOE por su parte sostiene que este resultado no tiene que ver con la política nacional, que es la factura que los españoles pasan por la crisis y que el resultado está distorsionado por la altísima abstención que, en ningún caso, se produciría en unas elecciones generales.
Esto de intentar extrapolar los resultados de cualquier consulta electoral hacia los posibles resultados de otra distinta, es una tendencia que se repite una y otra vez y que se ha demostrado como un debate estéril y sin sentido. Los ciudadanos, aunque muchas veces los dirigentes políticos parecen haberlo olvidado, saben lo que votan y lo hacen en cada ocasión según lo que sus intereses les indican. Si hasta en comicios que se celebran el mismo día los resultados son a veces muy distintos y los votantes eligen a partidos diferentes, imagínense en dos elecciones separadas por meses o años.
A pesar de esta constatación y de que el tiempo y las próximas elecciones lo ratificarán, seguirán los dirigentes políticos populares y socialistas con la cantinela.
Por el contrario y de forma preocupante no he oído a casi ningún político referirse con alarma y preocupación a la altísima abstención que estas elecciones han registrado.
Entiendo que este análisis no lo haga el PP ya que, al menos en las elecciones al parlamento europeo, la abstención y el resultado de la derecha son inversamente proporcionales: a mayor abstención, mejor resultado para el PPE.
En las cuatro primeras elecciones que se celebraron al Parlamento europeo entre los años 1979 y 1994, la participación estuvo siempre por encima del 50%. En las elecciones del año 1999 la abstención fue del 50,5% y la derecha obtuvo su primera victoria. Esta tendencia ha continuado igual hasta que el pasado domingo con la mayor abstención de la historia, el PSE ha obtenido su peor resultado en estas elecciones.
Si esto es así, ¿cómo es posible que la izquierda europea no se plantee qué está pasando?
Y en España, ¿ningún dirigente de la izquierda está preocupado por la realidad de que casi 6 de cada 10 votantes hayan decidido no votar? ¿Nadie en el PSOE va a dedicarse a analizar el dato cierto e incontrovertible de que los votantes del PP han acudido en masa a votar y muchos de los nuestros se han quedo en casa?
He indicado antes que, en Europa, el aumento de la abstención y la subida de la derecha van de la mano. A la vista del resultado en algunas comunidades autónomas de España, este dato es contradictorio.
En siete comunidades autónomas, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja, Madrid y Extremadura, la participación ha superado el 50%. En seis de ellas, todas excepto Extremadura donde ha ganado el PSOE, el PP ha obtenido la victoria con más de 10 puntos de ventaja sobre los socialistas, llegando en algunos casos, como en Valencia o en Castilla y León, a ventajas de casi el 15%.
¿Tendrá algo que ver en estos resultados una campaña electoral en la que la pedagogía política que debe caracterizar las campañas de la izquierda ha brillado por su ausencia? Llevo años afirmando que el debate de la corrupción es un debate perdido para la izquierda, pues parece que al votante de derechas le afecta de forma marginal el que sus representantes estén más o menos implicados en temas de corrupción. El votante de derechas o no se cree o está dispuesto a olvidar las corruptelas de sus políticos. El votante de izquierdas no perdona la más mínima sospecha o insinuación de las mismas en sus dirigentes. Este aspecto es una parte de la explicación de los triunfos de la derecha en Madrid, Valencia, o la Italia de “papi” Berlusconi.
Pero no es la única. Los casi 18,5 millones de españoles con derecho al voto que no lo han ejercido, probablemente lo han hecho porque nadie les ha explicado de forma clara y convincente lo que nos estábamos jugando el día 7. O porque nadie desde la izquierda les ha presentado y explicado un proyecto distinto y diferenciado para salir de la crisis económica y de valores que se ha producido en el mundo.
Las medidas que están proponiendo en Europa para salir de la crisis los socialistas o la derecha no se diferencian lo más mínimo, o al menos nadie nos ha explicado esa diferencia.
Los insultos, las descalificaciones y la falta de mensajes políticos claros, ha dejado en casa a más de 15 millones de españoles.
Existe en Francia un ejemplo que ratifica mis creencias sobre lo que ha pasado en España. Un pequeño partido, Ecología Europea, que en las anteriores elecciones europeas de 2004 apenas llegó al 7,5% de votos, y que está liderado por Daniel Cohn-Bendit, el carismático líder del Mayo del 68 Dany “el Rojo”, ha obtenido el pasado día siete un sorprendente 16,2% de votos, solamente dos décimas por detrás del Partido Socialista francés.
Durante la campaña electoral, Dany “el Rojo” no ha gastado ni un solo minuto de su tiempo en criticar la política de Nicolás Sarkozy, y se ha dedicado a hablar de Europa y de ecología. Tomemos nota.
El resultado de estas elecciones nos situa a los europeos ante una paradoja política de consecuencias nada esperanzadoras: quienes ha facilitado la crisis económica mundial, la derecha y sus políticas liberales y no intervencionistas, van a ser los que tengan que gestionarla y solucionarla. Al final, más de lo mismo.

martes, 2 de junio de 2009

El 7 de junio ¿votar o no votar?

Hace unos días el maestro de periodistas Iñaki Gabilondo ilustraba su editorial en noticias cuatro sobre la campaña de las elecciones europeas del próximo 7 de junio, con una ilustrativa metáfora.
Decía Iñaki que la campaña electoral se parecía a una campaña publicitaria de dos imaginarios bancos que, en lugar de explicar a sus clientes las ventajas y beneficios que ser cliente de cada uno de ellos les podría reportar, se dedicaban a informar al potencial cliente de los inconvenientes y desgracias que les acarrearía el convertirse en clientes del banco rival. Finalizaba su metáfora con la conclusión de que el agobiado y acongojado cliente terminaría llevándose el dinero a su casa y guardándolo en una caja de zapatos en un lugar a buen recaudo.
Comparto totalmente la metáfora en la parte en la que describe la campaña electoral que los ciudadanos estamos “sufriendo”. Muy poco de lo que las distintas opciones políticas piensan sobre Europa y sobre las soluciones que deben adoptarse de forma común y colectiva para superar esta crisis económica de carácter internacional, y mucho de lo malos, corruptos e indignos que son los demás. Con ligeras matizaciones, esta imagen se puede aplicar a la casi totalidad de los mítines con que se nos está obsequiando durante la campaña electoral para las elecciones al Parlamento Europeo.
No comparto en absoluto la conclusión que nuestro metafórico “cliente” adopta al final del ejemplo de Iñaki: guardar sus ahorros en casa, es decir, aplicado a las elecciones, no votar.
Los europeos en general y los españoles en particular nos jugamos demasiado para quedarnos en casa el día 7.
Es cierto que los principales partidos políticos españoles han renunciado a hacer la pedagogía política que debería ser una campaña electoral. Es cierto también que el modelo político europeo, en el que el gobierno no es elegido según el resultado de las elecciones parlamentarias, aleja el interés de las mismas de los ciudadanos.
Ahora bien, dicho lo anterior, no es menos cierto que más del 70 por ciento de la legislación de los países miembros de la Unión Europea está influida por la legislación previa de la misma, y los ciudadanos europeos y españoles no debemos olvidar que no es lo mismo que la construcción de Europa se haga desde una perspectiva de izquierdas o de derechas.
En la actualidad, la mayoría de los gobiernos de los distintos países que conforman la Unión Europea, son gobiernos de derechas, incapaces, desde mi punto de vista, de encontrar una salida a la crisis que no sea otra que repetir el modelo capitalista y des regularizado que nos ha llevado a la situación actual.
Los ciudadanos de la UE tenemos una oportunidad única de decir a nuestros gobernantes que queremos otras soluciones. Que no queremos parches en la situación actual que nos lleven de mala manera a la situación anterior.
La crisis actual no es solamente una crisis económica, sino también una crisis de los valores socialdemócratas que se instauraron en Europa, y en el mundo occidental, tras la Segunda Guerra Mundial y que llevaron a esta parte del mundo al mayor periodo de bienestar y de justicia social que se recuerda. Valores que comenzaron a olvidarse y abandonarse con Ronald Reagan y Margaret Thatcher, y que hicieron que de forma paulatina los distintos gobiernos europeos olvidaran el valor de la justicia social, de la riqueza compartida, del progreso general y solidario, y los fueran sustituyendo por el valor del individualismo, del sálvese quien puede, del que vale, vale y el que no que se hunda. Por la falacia de que el “mercado” es capaz de regularse a sí mismo, y de que cuanto menos Estado, mejor.
Volviendo a la metáfora que iniciaba esta reflexión, uno de los bancos que en la misma se disputan el “cliente”, está encantado con la situación. No le preocupa en absoluto la falta de pedagogía política ni de ofertas en positivo que la campaña “publicitaria” está demostrando. Sabe que sus potenciales clientes (votantes) están seguros, y que estos, al final, sí que llevarán los ahorros (votos) a su banco. Sabe que los posibles clientes (votantes) del otro banco, son más influenciables por estas campañas negativas y poco edificantes y que es más que posible que, cabreados con el espectáculo, terminen dejando en casa sus ahorros (votos).
No caigamos en la trampa. Todos lo creamos que otra Europa es posible. Los que pensemos que se puede y debe salir de esta crisis con otro modelo social que no sea el basado en el enriquecimiento fácil y en el adelgazamiento del Estado, que no sea el volver a la situación anterior de dominio absoluto de las reglas del mercado. Los que creemos en un Estado moderno, fuerte, solidario y equilibrador de las desigualdades. Un estado capaz de asegurar los bienes básicos de la educación, la sanidad y los servicios sociales, y capaz de regular y manejar el mercado para que este sea un instrumento al servicio de todos y no un instrumento cuya única finalidad sea el enriquecimiento de unos pocos. Unos pocos que cuando las cosas comienzan a ir mal, piden ayuda a ese mismo estado del que denigran y reniegan. Todos esos potenciales clientes (votantes) no podemos dejar en casa nuestros ahorros (votos).
El domingo día 7 de junio debemos coger nuestros ahorros (votos) y acudir a depositarlos en el banco que, a pesar de la inmerecida campaña que nos están haciendo padecer, mejor representa ese modelo.
Yo así lo voy a hacer. Voy a acudir a votar al PSOE.

martes, 12 de mayo de 2009

Zapatero ofrece un pacto para salir de la crisis

En su intervención incial en el Congreso de los Diputados durante el debate del estado de la nación, el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha reconocido los errores cometidos por su gobierno en las previsiones sobre la crisis económica.
Así mismo, en los inicios de su intervención, ha ofrecido un pacto para salir de la crisis:
"No saldremos de la crisis sin cambio, sin hacer determinadas opciones y sin ser plenamente consecuentes con ellas.
El Gobierno que presido va a ser fiel a los valores que defiende y a los compromisos contraídos con sus electores. No podía ser de otra forma y no va a ser de otra forma.
Pero también soy consciente de que en esta etapa difícil y decisiva es necesario conjugar esa fidelidad con la voluntad de propiciar la consiliación de ideas, propuestas y sensibilidades diversas.
Lo voy ha hacer. Lo voy a intentar hasta donde sea posible"

Puedes leer el discurso completo en EL PAÍS

domingo, 10 de mayo de 2009

Jornada en Palencia de la Fundación Perspectivas

La Fundación Perspectivas de Castilla y León ha organizado para el próximo viernes día 15 de mayo, una jornada bajo el título de "Crisis económica y futuro del empleo", dentro del ciclo de jornadas sobre "Una Europa Social".
El programa de la jornada, que será inaugurada y clausaurada por los Secretarios Generales Autonómico y Provincial del PSOE, Óscar López y Julio Villarrubia respectivamente, contará con la presencia de Jesús Caldera, ex Ministro de Trabajo y actual Vicepresidente de la Fundación "Ideas para el Progreso", Julio López, profesor de economía y Concejal del Ayuntamiento de Palencia, y Francisco Ramos Procurador por Palencia en las Cortes de Castilla y León, entre otros.
Creo que la inciativa no puede ser más oportuna, y espero que los análisis y conclusiones que saquemos, respondan a las espectativas que todos esperamos.

miércoles, 6 de mayo de 2009

El Grupo Socialista no reprobará al Papa

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, ha manifestado hoy que el grupo socialista se opondrá a la proposición no de ley del diputado Joan Herrera de ICV que insta al gobierno a reprobar las palabras del Papa Benedicto XVI sobre la utilidad del preservativo en la lucha contra el SIDA.
Así mismo ha dejado claro que "Los socialistas estamos frontalmente en contra de las consideraciones sobre el preservativo del jefe de la Iglesia Católica".
Estoy totalmente de acuerdo con ambas posturas (no reprobar y condenar sus palabras), que van en línea con lo expuesto en mi entrada anterior en este mismo blog.
Puedes leer la noticia completa en: EL PAÍS

Nota.- No suelo intervenir en los debates entre los comentaristas de mis entradas, pero por aclarar las cosas, se pueden leer las declaraciones del Papa respecto al preservativo y el SIDA en el siguiente enlace de EL MUNDO del 17/03/2009 (nada sospechosos ¿no?)
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/03/17/hepatitissida/1237297524.html

lunes, 4 de mayo de 2009

La reprobación del Papa

Vaya por delante que la iniciativa del diputado Joan Herrera de ICV en el Parlamento español que pretende aprobar una proposición no de ley que inste al Gobierno a "protestar por vía oficial y diplomática, a través de nuestro embajador en la Santa Sede" por las declaraciones de Benedicto XVI sobre el uso del preservativo en la lucha contra el SIDA, me parece absurda y una total pérdida de tiempo y energías.
Quede también sentado que el jefe de la iglesia católica, como cualquier otro ciudadano del mundo, tiene perfecto derecho a manifestar su opinión sobre este o cualquier otro asunto que se le antoje y crea oportuno, aunque esa opinión sea una total y absoluta barbaridad científica (cosa que por cierto han hecho más de una, y de dos veces, los antecesores en el cargo de nuestro inefable Benedicto a lo largo de la historia, sobre todo cuando se han metido en el terreno de los avances de la ciencia).
Por supuesto que las “autorizadas” opiniones o “consignas” del Papa, como jefe espiritual que es de los católicos, deben ser para ellos muy valiosas, e incluso en alguno casos, de obligado cumplimiento.
He defendido siempre, también durante la dictadura de Franco, que la libertad es un derecho inalienable de las personas y que, dentro de esa libertad, ocupa un lugar importante la libertad de expresión.
Ahora bien, dicho todo lo anterior, “se me revuelven las tripas” cuando leo o escucho determinadas argumentaciones que, desde el ámbito de la derecha más representativa de este país, se utilizan para defender precisamente la “libertad del Papa” para opinar, y para descalificar cualquier iniciativa que el gobierno emprenda para dotar de mayor libertad y derechos a los ciudadanos.
Un ejemplo de estas argumentaciones la hemos podido leer el pasado domingo día 3 de mayo en la columna de opinión que el senador del PP Ignacio Cosidó firma en el Diario Palentino, con el título de “La libertad del Papa”, y que también recoge en su blog personal.
Entre una serie de reflexiones y consideraciones sobre la libertad de expresión y el derecho o no de opinar que tiene el Papa, después de criticar la oportunidad de la iniciativa parlamentaria de Joan Herrera y de aprovechar para arrear alguna puya a la izquierda “de pensamiento único”, ¡quien fue a hablar!, se despacha con dos afirmaciones o argumentos, que son precisamente de los que, vuelvo a insistir, “me revuelven las tripas”.
Ahí van las “dos perlas”:
“El cristianismo ha situado desde su origen la libertad del hombre, el respeto a todas las creencias, la tolerancia religiosa y la defensa de la dignidad para todo ser humano, como principios fundamentales de su doctrina.”
¡Toma del frasco, Carrasco!
Si no fuera porque conozco la sólida formación cultural y científica del Sr. Cosidó, pensaría que el autor del artículo no tiene ni idea de historia.
Puede ser cierto que la doctrina y la filosofía original del cristianismo defendía esos principios, pero no es menos cierto que, en cuanto la jerarquía católica, según ellos los “únicos y verdaderos interpretes de la verdad revelada por Dios”, han tenido ocasión para ello, han ejercido la más brutal de las represiones y persecuciones sobre todo aquel que ha osado poner en duda dicha superioridad y predominio de la religión católica, o de la ilimitada e indiscutible autoridad del Papa: excomuniones, autos de fe, inquisición, potros, tormentos, hogueras, expulsiones y persecuciones, guerras santas, certificados de limpieza de sangre, etc. ¿Se acuerda, señor Cosidó?
Y la segunda perla:
“El problema surge cuando la izquierda pretende imponer un pensamiento único de obligado cumplimiento, como es el caso. El problema es cuando se quiere coartar la libertad religiosa para que sea el Estado el que establezca su propia religión. En último extremo, el poder político podría aprobar una Ley negando la existencia de Dios y penando con cárcel a aquellos que creyeran en su existencia. No sería la primera vez en la historia que esto sucede.”
¡Alucinante!
¿Se está refiriendo a España, don Ignacio? No me querrá usted insinuar que en España está coartada la libertad religiosa, y menos aún la de la iglesia católica que, a pesar de lque a Constitución española establece la no confesionalidad del estado, sigue utilizando a este para recaudar los ingresos que necesita para su funcionamiento, sistema que por cierto no disfrutan el resto de confesiones religiosas.
Puede ser que se refiera a que algunos regímenes comunistas, ya desaparecidos, hayan metido en la cárcel a los creyentes. Pero Sr. Cosidó, ¿en cuántos países y durante cuántos siglos han ido a la cárcel y han sido ajusticiados miles y miles de personas por ser ateos o agnóstico?
Pero no retrocedamos tanto en el tiempo, ni nos alejemos mucho en el espacio. En esta nuestra España, cuando la Iglesia Católica disfrutaba de los privilegios y prebendas que ahora se resiste a perder, cuando sacaba “bajo palio” a su “Excelencia el Generalísimo Franco”, es decir hasta muy avanzados los años 70 del siglo pasado, para presentarte a unas oposiciones de funcionario público, era obligatorio presentar el certificado de bautismo y de buena conducta expedido por el cura párroco, de la iglesia católico, por supuesto.
Esa es la libertad, tolerancia y respeto a todas las creencias que ha defendido siempre la jerarquía de la Iglesia Católica.

miércoles, 29 de abril de 2009

Pesadillas


Como lector habitual de El Norte de Castilla, el pasado domingo día 26 me dispuse a leerlo con calma. Al abrirlo cayó de entre sus páginas el suplemento XLSemanal, que se distribuye conjuntamente con el mismo.
¡Joder, que susto! Desde su portada me observaba con una mirada amenazadora el ex presidente Aznar.
Por si me podía surgir alguna duda sobre su identidad, la foto estaba acompañada de un titular que me terminó de aclarar que no era una pesadilla “Yo sé cómo salir de la crisis”. ¡Toma del frasco!
Lo primero que me vino a la cabeza fue: ya está este con su prepotencia habitual, y con su don de la oportunidad, chafándole a Mariano Rajoy el inicio de la campaña de las elecciones al Parlamento Europeo.
Esta entrevista y la foto de “ultratumba” del primer gobierno del PP del año 1996, aquel gobierno que pactó con los nacionalistas catalanes de CiU, que llamó a los terroristas de ETA “movimiento vasco de liberación”, que inició el desmantelamiento de la presencia del Estado en las provincias con la supresión de los Gobernadores Civiles por exigencia de sus “nuevos amigos” de CiU, que después de insultar a Jordi Pujol (¡Pujol enano, habla castellano!) hablaba catalán en la intimidad, etc.
Pensé que ambas cosas formaban parte de una misma estrategia de “tocar las narices” a Mariano Rajoy.
Posteriormente, cuando con mucha precaución y después de prepararme para lo peor, procedí a la atenta lectura de la entrevista, mi perplejidad fue ya manifiesta.
Las magnificas fotografías de Antón Goiri que, como la de la portada ilustran la entrevista, me dejaron patidifuso. Esa melena de chulo de prostíbulo de los años 50 (sin ánimo de ofender a los “chulos” de esa época); esa mirada de hombre resentido y permanentemente cabreado, me han producido pesadillas durante estos últimos días. ¿Y si vuelve?, me preguntaba angustiado en mis sueños. ¿Anulará por decreto los matrimonios de parejas homosexuales que se hayan celebrado estos años, asesorado quizás por la estrambótica teoría de las “peras y las manzanas” de su amantísima esposa, “la teniente de alcaldesa muy buena” del ayuntamiento de Madrid? ¿Anulará los divorcios (también los de los muchos miembros de su partido y compañeros de gobierno) que se han producido en estos años para apoyar a la familia que “en los peores momentos de paro, es la institución que salvó la situación y ahora volverá a hacerlo”? ¿Disfrutaremos de una nueva “boda de estado” como la que organizó a su hija Ana (por cierto con algunos invitados “poco recomendables” como estamos viendo, implicados en casos de corrupción), a pesar de que “Siempre hay que ser humilde, pero especialmente cuando se está en el Gobierno”? ¿Nos volverá a meter en una guerra de la mano de otro gran “estadista como Bush”, una vez que haya pasado la “circunstancia extraordinaria en la política americana” que significa Obama?
En fin, menos mal que la vuelta a mi rutina en el instituto ha logrado que las pesadillas solamente duraran la noche del domingo. No obstante permanezcamos atentos y preparados, porque, a lo largo de la campaña que se nos viene encima, y si los estrategas del PP no lo remedian, el señor Aznar se “nos aparecerá” de nuevo.
Nota.- Las freses en cursiva están sacadas de la entrevista que pueden leer completa, si se atreven y bajo su estricta responsabilidad, en la edición digital de XLSemanal.
Las fotos son de esa misma edición.

martes, 14 de abril de 2009

Un 14 de abril de hace 78 años


El 14 de abril de 1931 se proclamaba en España la Segunda República y se abría en nuestro país un tiempo de esperanza en muchos ámbitos de la sociedad.
La sublevación de una parte del ejército, apoyado por los fascistas y la inmensa mayoría de la jerarquía católica, dio al traste con un proyecto político que no sabremos nunca hasta donde podría haber llegado.
El reconocimiento de los derechos de los trabajadores, la reforma agraria, la universalización de la educación y la cultura, la reforma del ejército y la separación entre iglesia y estado, fueron algunos de los elementos más significativos de los tres primeros años de gobiernos progresistas. La aprobación de la Constitución en diciembre de 1931, supuso el incio formal de todas estas reformas.
El triunfo de los partidos de derechas en el otoño de 1933, relentizó y debilitó de forma considerable las reformas emprendidas.
El 18 de julio de 1936, tras el fracaso del golpe de estado que un sector del ejército intentó contra el gobierno legal y democrático de la república, dio cominzo el conflicto bélico que asoló el país hasta que el 1 de abril de 1939 las fuerzas sublevadas consigieron la derrota de la República, instaurándose un régimen dictatorial de ideología fascista encabezado por el general Franco.
Hoy 78 años después de aquella fecha histórica, algunos seguimos pensando que se perdió una ocasión única de modernizar y democratizar este país, y creemos que muchos de los valores republicanos que caracterizaron aquel momento, aún siguen siendo válidos.

lunes, 13 de abril de 2009

Ave María Purísima

Mi compañero y, sin embargo, amigo Miguel Ángel Brugera, publica en el DIARIO PALENTINO de hoy lunes un artículo de opinión que comparto en su totalidad, y de forma absoluta su final: "Creo, sinceramente, que en este país se cerrará definitivamente la transición democrática cuando se denuncie el Concordato con la Santa Sede del 3 de enero de 1.979 y la separación iglesia y estado sea un hecho."

Os recomiendo su lectura completa. Pulsa aquí.

domingo, 12 de abril de 2009

Y hablando de hipocresía......


La hipocresía del PP

La “tropa” (Mariano Rajoy dixit) que dirige el Partido Popular en España está dando estos últimos días una lección de la mejor hipocresía que se recuerda en la política de nuestro país. Ellos que en tanto valoran aparentemente las enseñanzas de la jerarquía de la iglesia católica, deberían leer de vez en cuando la Biblia, sobre todo el Sr. Trillo, insigne miembro del Opus Dei. Si así lo hicieran les recomiendo un pasaje muy apropiado, Lucas, 6,42: “¿Cómo puedes decir a tu hermano: Hermano deja que saque la brizna que hay en tu ojo, si no ves la viga que hay en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo y entonces podrás ver para sacar la brizna que hay en el ojo de tu hermano.”
Viene esto a cuento, entre otros casos, a la salida en tromba que han protagonizado los dirigentes populares, con Javier Arenas a la cabeza, contra el nombramiento de Manuel Chaves como Vicepresidente tercero del Gobierno, y su dimisión como Presidente de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
No se les ha ocurrido otra perogrullada que solicitar la celebración de elecciones anticipadas en dicha comunidad, alegando que el sucesor que salga elegido en el Parlamento andaluz está deslegitimado para gobernar.
Semejante barbaridad jurídica significaría que los dirigentes del PP desconocen que, en un sistema parlamentario como el que tenemos en nuestro país, los presidentes, tanto del Gobierno central como de los gobiernos de las comunidades autónomas, son elegidos por sus respectivos Parlamentos, resultando elegido aquel que obtiene la mayoría de votos necesarios en el mismo, como muy bien demuestran saber estos días los dirigentes populares del País Vasco.
La tradicional mala memoria de la derecha española, les ha hecho olvidar multitud de casos similares que han tenido lugar en sus filas.
Sin ser exhaustivos, y circunscribiéndonos a la Comunidad Autónoma de Castilla y León, habrían gobernado de forma “ilegítima” Jesús Posada (desde 1989, cuando José María Aznar dimitió para ser candidato a la presidencia del gobierno, hasta 1991), y Juan Vicente Herrera (desde febrero de 2001, dimisión de Juan José Lucas para marcharse a Madrid como Ministro, hasta 2003).
Como no me creo que desconozcan las leyes, ni me trago su mala memoria selectiva, solo puedo concluir que en este caso, como en otros muchos (Yak 42, caso Gürtel de corrupción, espionaje de compañeros, etc.) es una demostración más de la hipocresía de estos señores de la derecha, que no son capaces de ver la viga en su ojo, y sí la brizna en la de los demás.

viernes, 10 de abril de 2009

Vacaciones en la blogsfera

A mi regreso de unas cortas pero jugosas vaciones por tierras catalanas, me encuentro el ambiente de la blogsfera bastante tranquilo y algo apagado.
Será que la "Semana Santa" apacigua los ánimos y suaviza las críticas, pues temas, "haberlos haylos".
¿Qué me dicen de los cambios en el Gobierno? A mi personalmente, me han dejado bastante descolocado.
En primer lugar, por lo que supone de rectificación, menos de un años después, de una serie de reorganizaciones administrativas que se habían producido tras las últimas elecciones. Educación, perdió las competencias en Universidades, que pasaron a depender de Innovación; Sanidad cedió Asuntos Sociales a Educación y Medio Ambiente se integró en el Ministeerio de Agricultura.
Tras esta crisis "semanasantera" algunos de estos cambios se rectifican. ¿Por qué? ¿Han fracasado los cambios, o las personas encargadas de ejecutar las políticas? Habrá que esperar las explicaciones del Presidente de Gobierno.
En cuanto a los nombres, mi perplejidad es aún mayor. Bernat Soria es sutituído por Trinidad Jiménez; José Blanco, Ministro de Fomento; Ángeles González Sinde, de Cultura. Muy fuerte.
En fín, habrá que esperar y dar un margen de confianza a este nuevo gobierno, para valorar si es capaz o no de responder a las espectativas de los ciudadanos, y a las necesidades que se requieren para salir de la crisis.
Seguiremos atentos.

domingo, 29 de marzo de 2009

150 años de la Teoría de la Evolución


Este año 2009 se cumplen 200 años del nacimiento de Charles Robert Darwin (12 de febrero de 1089-19 de abril de 1882), y 150 años de la publicación de su más famoso y trascendental libro "El origen de las especies mediante la selección natural o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida", más conocido por el título resumido "El origen de las especies".

A pesar del amplísimo consenso que existe entre la comunidad científica sobre que la "Teoría de la evolución", con las matizaciones y mejoras introducidas a lo largo de estos años por numerosos investigadores, es la mejor explicación sobre el origen de las especies, en algunos ambientes fundamentalistas en el ámbito de las religiones monoteístas (cristianismo, judaísmo e islamismo, principalmente), se sigue discutiendo sobre la misma. En los últimos tiempos, ante la dificultad intelectual de defender el creacionismo descrito en los "libros sagrados", ha surgido con fuerza la teoría del "diseño inteligente".


A este respecto, me parecen interesantes estas dos viñetas del genial Forges en EL PAÍS. La primera publicada el 22 de febrero pasado, y la segunda én la edición de hoy, 29 de abril.

En elmismo sentido, el artículo que con el título "La perplejidad de Darwin" publica en el mismo periódico Gonzalo Pontón, me parece sumamente ilustrativo y agudo:

La perplejidad de Darwin
Por Gonzalo Pontón


"Durante los próximos meses asistiremos a la publicación de varias ediciones conmemorativas de los 150 años de El origen de las especies, que se dio a las prensas cuando su autor, Charles Darwin, iba a cumplir 50. Es justo que sea así. De la carismática trinidad progre (Darwin, Marx, Freud), ninguno ha podido derrotar al tiempo como el primero.
Aunque quedan algunos detalles por ajustar que no afectan a su esencia, la teoría de la evolución ha sido verificada hasta la saciedad desde el registro fósil a la genómica comparativa, y hoy es un hecho científico tan indiscutible como la existencia de los átomos o la de los agujeros negros. Indiscutible, pero no indiscutido. Las Iglesias cristianas, judías y musulmanas no pueden aceptar la teoría de la evolución porque, según sus libros santos, un dios primordial omnipotente y omnisciente lo creó todo en seis días (o en seis mil millones de años, que en lo de la cronología los clérigos más espabilados se apuntan a la metáfora).
Acuciados por los descubrimientos científicos que han ido desmontando, pieza a pieza, la narración del Génesis y todos los mitos de creación existentes, ciertos fundamentalistas religiosos han propuesto, como explicación "científica" alternativa a la evolución, la existencia de un diseñador inteligente, en un remake de la vieja narración bíblica, pero sustituyendo al Anciano de los Días por, digamos, un Enric Satué o un Alberto Corazón todopoderosos.
La teoría de Darwin se asienta en cuatro pilares fundamentales: la evolución, el gradualismo (con las matizaciones de Stephen Jay Gould y Niles Eldredge), la especialización y la selección natural."


Continuar leyendo el artículo completo en EL PAÍS.

martes, 24 de marzo de 2009

Obispos, aborto y castidad

Con este título, el profesor de Investigación en el Instituto de Filosofía del Centro Superior de Investigaciones Científicas, Jesús Monteserín, publica hoy un interesante artículo de opinión en la Cuarta Página de EL PAÍS.

Obispos, aborto y castidad
La Iglesia católica ha puesto en marcha una campaña fundamentalista con el fin de paralizar la revisión de la ley de aborto vigente. Pero también prohíbe la contracepción. Sólo permite la castidad o el natalismo salvaje.
La actual campaña de la Conferencia Episcopal contra los linces y las mujeres que abortan pone de relieve el patético deterioro de la formación intelectual del clero, que si bien nunca ha sobresalido por su nivel científico, al menos en el pasado era capaz de distinguir el ser en potencia del ser en acto. ¿Dónde quedó la teología escolástica del siglo XIII, que incorporó esas nociones aristotélicas? ¿Qué fue de la sutileza de los cardenales renacentistas? La imagen de deslavazada charlatanería y de enfermiza obsesión antisexual que ofrecen los pronunciamientos de la jerarquía católica no sólo choca con la ciencia y la racionalidad, sino que incluso carece de base o precedente alguno en las enseñanzas que los Evangelios atribuyen a Jesús.
La campaña episcopal se basa en el burdo sofisma de confundir un embrión (o incluso una célula madre) con un hombre. Por eso dicen que abortar es matar a un hombre, cometer un homicidio. El aborto está permitido y liberalizado en Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Japón, India, China y en tantos otros países en los que el homicidio está prohibido. ¿Será verdad que todos ellos caen en la flagrante contradicción de prohibir y permitir al mismo tiempo el homicidio, como pretenden los agitadores religiosos, o será más bien que el aborto no tiene nada que ver con el homicidio? De hecho, el único motivo para prohibir el aborto es el fundamentalismo religioso. Ninguna otra razón moral, médica, filosófica ni política avala tal proscripción. Donde la Iglesia católica (o el islamismo) no es prepotente y dominante, el aborto está permitido, al menos durante las primeras semanas (14, de promedio).

Leer el artículo completo en EL PAÍS

viernes, 20 de marzo de 2009

Los obispos no quieren el aborto

¿O sí? ¿O les da igual? Lo más seguro es que ¿quién sabe?.....
Como estoy un poco liado con este asunto, voy a intentar aclararme reflexionando en “el bolo de la paciencia”, pues necesitaré mucha para no calentarme demasiado.
En primer lugar, y para saber exactamente de lo que estamos hablando, aclaremos algunos aspectos.
La Ley Orgánica 9/1985, de 5 de julio, introduce el artículo 417bis al código penal mediante el cual se despenaliza el aborto en ciertos supuestos. Esta ley, que consta de un único artículo, dice literalmente:
“El artículo 417 bis del Código Penal queda redactado de la siguiente manera:
“1. No será punible el aborto practicado por un médico, o bajo su dirección, en centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado y con consentimiento expreso de la mujer embarazada, cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:
1º: Que sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada y así conste en un dictamen emitido con anterioridad a la intervención por un médico de la especialidad correspondiente, distinto de aquél por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto. En caso de urgencia o riesgo vital para la gestante, podrá prescindirse del dictamen y del consentimiento expreso.
2º: Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación del artículo 429, siempre que el aborto se practique dentro de las doce primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido denunciado.
3º: Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen, expresado con anterioridad a la práctica del aborto, sea emitido por dos especialistas del centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado al efecto, y distintos de aquél por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto.
2. En los casos previstos en el número anterior, no será punible la conducta de la embarazada aún cuando la práctica del aborto no se realice en un centro o establecimiento público o privado acreditado o no se hayan emitido los dictámenes médicos exigidos.”

Con posterioridad a esta L.O., la ley orgánica 10/1995 del Código Penal deja vigente el artículo 417bis con la misma redacción aquí expresada.

Primeras aclaraciones:
UNO. Algunos supuestos de aborto están despenalizados en España desde el 12 de julio de 1985, fecha de publicación en el BOE de la L.O. anteriormente citada.
DOS. Desde 1985 hasta hoy se han sucedido en nuestro país gobiernos presididos respectivamente por Felipe González (hasta 1996), José Mª Aznar (desde 1996 hasta 2004) y José Luís Rodríguez Zapatero (desde 2004 hasta hoy).
TRES. La Conferencia Episcopal Española perdió una ocasión de oro para solicitar, o exigir, a José Mª Aznar la derogación de la despenalización del aborto, sobre todo en la legislatura 2000-2004 en la que, el Partido Popular, gobernó con mayoría absoluta.

Transcurridos ya casi 24 años de la despenalización del aborto en los supuestos citados, la sociedad española ha podido comprobar que su aplicación práctica necesita de algunos ajustes y modificaciones. Médicos que se niegan a realizar abortos en la sanidad pública, mientras los practican en clínicas privadas; persecución legal de clínicas; publicación y acusaciones contra mujeres que se han sometido a abortos; etc.
Ante estas evidencias se crea una comisión parlamentaria que tras varios meses de estudio, el pasado día 20 de febrero, hace público su informe. De la misma manera, el 4 de marzo, hizo lo mismo la comisión de expertos/as creada por el Ministerio de Igualdad.
Con esos dos informes, el Gobierno se propone enviar al Parlamento, para su discusión y, en su caso aprobación, un Proyecto de Ley que modifique la actual situación en la que se encuentra la regulación del aborto en España.
¡Y aquí se monta el cirio! nunca mejor dicho. La Conferencia Episcopal, con Monseñor Rouco a la cabeza y con su escolta Martínez Camino como punta de lanza, los mismos que han conseguido del gobierno socialista la mejor fórmula de financiación pública de su historia, toca a rebato y movilizan a la feligresía contra el aborto.

Más aclaraciones:
CUATRO. No están en contra de la reforma que se supone va a proponer el gobierno, sino que, de nuevo, están en contra de la despenalización del aborto.
CINCO. Si la Conferencia Episcopal está en contra de la despenalización del aborto, está a favor de que el aborto tenga una calificación penal y, por lo tanto, a favor de que quien participe de cualquier forma en la práctica del mismo, sea sometido a juicio y reciba en su caso, la correspondiente sanción penal.
SEIS. La tradicional oposición de la jerarquía católica a los anticonceptivos y a la interrupción voluntaria del embarazo, tiene el mismo origen filosófico. Según la filosofía católica, ambas prácticas pretenden ocultar y permitir uno de los pecados capitales: la lujuria; y además van en sentido contrario a la visión que del sexo tiene la iglesia católica, una visión exclusivamente reproductora.
SIETE. Para San Agustín, Santo Tomás de Aquino, San Alfonso María de Liborio y los Escolásticos del siglo XIII, el alma se infundía en el feto, no en el momento de la fecundación, sino cuando el feto estaba suficientemente formado o desarrollado. Ese tiempo era de cuarenta días si el feto era varón y ochenta días si era hembra. En 1869, el Papa Pío IX terminó con la controversia y estableció que la unión del cuerpo y el alma se producía en el momento de la fecundación. Como ese mismo año, el mismo Papa (desde el año 2000 beato Pío IX por decisión de Juan Pablo II) estableció el dogma de la infalibilidad que fue ratificado en el concilio Vaticano Primero el año 1870, se cerró definitivamente cualquier discusión al respecto; y los que desde entonces osaron discutirlo, que los ha habido dentro de la Iglesia, quedan automáticamente excluidos de la misma, es decir, excomulgados.
Roma locuta, causa finita.

CONCLUSIÓN: que cada cual saque la suya.

sábado, 14 de marzo de 2009

El PSOE madrileño y el 11-M

Después de descargar mi frustración en la entrada anterior de este blog, "Una postura indefendible", leo con cierta satisfacción en los periódicos del día 13, las disculpas que ha pedido públicamente y en nombre de todos los socialistas la secretaria de organización federal, Leire Pajín.
Gracias Leire, en nombre de muchos que pensamos lo mismo: que esa postura fue un error. Contra lo que algunos piensan, los ciudadanos esperan de los partidos políticos y de sus dirigentes, que cuando se hace algo mal, primero se reconozca y después se rectifique. Hemos hecho lo primero, y espero que hagamos lo segundo.
Por supuesto que puedo estar de acuerdo con que los socialistas madrileños decidan no acudir a determinados eventos y "saraos" que, a mayor gloria de doña Esperanza, organice la Comunidad de Madrid, pero nunca al acto de recuerdo a las víctimas del 11-M, o de cualquier otro atentado terrorista. Allí debemos estar siempre.
Durante mis 14 años de diputado en Madrid, represantando a Palencia, tuve la oportunidad de conocer algo de la entonces denominada FSM y de esa época conservo aún buenos amigos en la organización. Creo que se ha recorrido un largo "vía crucis" y es posible que estemos al final de un túnel que nos ha hecho perder elección tras elección.
Las políticas que actualmente está desarrollando en Madrid la derecha española, perfectamente representada por la Sra. Aguirre, presentan muchas y muy buenas ocasiones de hacer oposición seria y responsable, aportando ideas y soluciones distintas a las que ella plantea, en campos tan importantes como la educación, la sanidad y los servicios públicos básicos.
La crisis económica que vive el mundo actual ha puesto definitivamente en cuestión las políticas ultra liberales de "menos estado y más mercado", hasta el punto de que EEUU, paradigma tradicional de estas posiciones, ha renunciado de forma descarada y total a las mismas.
La Comunidad de Madrid, que bajo la dirección política de doña Esperanza, caminaba a velocidades de crucero hacia ese modelo ultra liberal, aún se puede salvar. El Partido Socialista debe encabezar la oposición ciudadana y social al cúmulo de medidas privatizadoras en esos campos de interés social y conseguir, con el apoyo de los votos de los ciudadanos, dar la vuelta a los resultados electorales que vienen siendo habituales en la autonómicas y municipales de esa comunidad.

jueves, 12 de marzo de 2009

Una postura indefendible

La decisión adoptada por mis compañeros del PSOE de Madrid me parece impresentable e indefendible.
Jamás, repito ¡jamás!, las posturas y actitudes cuasidictatoriales y antidemocráticas de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pueden justificar la ausencia de los representantes democráticamente elegidos, en este caso para ejercer la oposición, en un acto de recuerdo institucional a las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004.
Llevo más de treinta años militando en el Partido Socialista Obrero Español. He podido estar más o menos de acuerdo con algunas posiciones o decisiones adoptadas por mis compañeros; en algunos casos he estado totalmente en desacuerdo, pero nunca hasta hoy me había sentido avergonzado por una decisión adoptada por algún órgano de mi partido.
Mi verguenza es aún mayor porque, hasta el momento en que escribo este comentario, no he oido a íngún órgano o cargo de mi partido salir a desautorizar o criticar dicha postura.
No me vale ninguna explicación o disculpa; ni el que no se invitara al Secretario General del PSM, ni el hecho de que los socialistas madrileños hayan asistido a otros actos organizados con el mismo motivo, sirven para justificar lo injustificable. Había que estar allí y punto. Tiempo y ocasiones habrá para criticar las impresentables políticas que está ejecutando el PP en Madrid.
Por mi parte, pido perdón a las víctimas, a sus familiares y a los ciudadanos en general que, estoy seguro, en su mayoría no pueden entender la postura indefendible de los socialistas madrileños.

domingo, 8 de marzo de 2009

En parada técnica

¡Ya estoy de vuelta!
Algunos habrían pensado que ya había dejado el blog. Nada más lejos de la realidad. Un problema técnico en mi sistema informático primero, y el trabajo que nos ha supuesto la presentación de la Liga Palentina de la Educación en Palencia después, han sido las causas de mi aparente abandono de este bolo de la paciencia.
Espero retomar el ritmo anterior y seguir contando con mis habituales lectores, a los que de nuevo pido disculpas por este "lapsus".
Gracias.

martes, 17 de febrero de 2009

El Tribunal Supremo publica las sentencias sobre la objeción a Educación para la Ciudadanía

El Supremo desmonta la oposición a Ciudadanía pero pide vigilar si se adoctrina en los textos

No admite la objeción de conciencia a la asignatura de Ciudadanía, pero anima a los padres a presentar un recurso contencioso-administrativo contra los textos en el caso de que consideren que éstos "se erijan en árbitro de las cuestiones morales controvertidas que pertenecen al ámbito de debate de la sociedad civil". El Supremo, en el texto completo de la sentencia sobre cuatro recursos relacionados con esta materia, hecho público hoy, desmonta completamente las dudas sobre la constitucionalidad de la asignatura y deja claro que debe cursarse.

Leer la noticia completa en EL PAÍS.com

sábado, 14 de febrero de 2009

El Gobierno Socialista “persigue” a la Iglesia Católica

En los informativos del viernes 13 de febrero, todos los espectadores pudimos observar como el portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, presentaba los resultados económicos del primer ejercicio fiscal en el que se aplica el nuevo sistema de financiación de la Iglesia Católica en España, pactado entre la CEE y el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en diciembre de 2006 y con carácter indefinido.
Este nuevo sistema supone que por cada contribuyente que marque con una equis la casilla correspondiente de su declaración del IRPF, el Estado destinará el 0,7% de sus impuestos a financiar a la Iglesia.
Para entendernos, los contribuyentes que, como yo, no marcan la casilla de la Iglesia Católica, aportamos el 100% de nuestros impuestos para los gastos del Estado español, mientras que los que ponen la correspondiente equis en la casilla de la iglesia, solamente aportan el 99,3% de sus impuestos, ya que el 0,7 restante va a financiar “su iglesia”. Es decir, los católicos no aportan a su iglesia ni un solo euro de sus bolsillos, sino que lo “detraen” de los impuestos que deberían pagar al estado.
Continuar leyendo el artículo en el blog "Laicidad y Ciudadanía"

viernes, 6 de febrero de 2009

El Consejero de Educación en las Cortes

La procuradora socialista Mª Luz Martínez Seijo, ha preguntado en el Pleno de la Cortes de Castilla y León, sobre las disposiciones que la Consejería de Educación iba a tomar a la vista de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la imposibilidad de ejercer la objeción de conciencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía.
La respuesta, no por esperada, resulta menos incogruente. Siguen con su posición de "mantenerla y no enmendarla".
A pesar de la rotundidad del fallo del Tribunal Supremo, y de los perjuicios que están causando a unos alumnos que tendrán que terminar cursando la asignatura, prefieren esperar el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, y no ordenar la inmediata vuelta a las clases.

Como la respuesta del Consejero se comenta por si misma, la transcribo a continuación:

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN (SEÑOR MATEOS OTERO): Gracias, señor Presidente. Señorías. Vamos a ver, Señoría. En este momento desconozco la redacción y los contenidos de la sentencia del Tribunal Supremo. ¿Acaso usted la conoce?, ¿tiene información privilegiada? Me gustaría que me lo contestara y, si lo tuviera, que usted la compartiera conmigo.
Pero mire usted, Señoría, sí conozco y tengo el Auto del Tribunal del TSJ de Castilla y León, que le... se lo voy a leer. Mire: "La Sala acuerda estimar la solicitud de la medida cautelar de la suspensión de la ejecutucidad de la Resolución del Consejero de Educación, por lo que deniega la solicitud de objeción de conciencia para cursar la asignatura genéricamente conocida como Educación para la Ciudadanía, citada en el encabezamiento de este Auto, quedando, en consecuencia, sin eficacia jurídica la obligatoriedad de cursar, recibir las enseñanzas y ser evaluadas de la citada asignatura, sin perjuicio del mantenimiento de las obligaciones de escolarización y custodia que se compete... que competen a la Junta de Castilla y León".Esto sí lo conozco y esto sí nos afecta. Muchas gracias.


Para dúplica, el Consejero de Educación, don Juan José Mateos, tiene la palabra.

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN (SEÑOR MATEOS OTERO): Bien. Mire, Señoría. Primero, vamos a esperar a la sentencia del TSJ de Castilla y León y, después, vamos a conocer también la sentencia del Tribunal Supremo.
Pero mire, usted debe de saber que esto lleva ya mucho tiempo y que uno de los padres de la asignatura Educación para la Ciudadanía manifestaba que esta había nacido descarrilada. Y así ha sido.
Mire, nuestra posición –usted intente presentarla de otra manera- siempre ha sido prudente y comedida, se ha ajustado a Derecho y ha sido respetuosa con todos. Así lo reflejan las instrucciones que hemos redactado desde este momento.
Sin embargo, lamentamos que el Gobierno de la Nación imponga una asignatura innecesaria, que divide, enfrenta, fractura, genera tensión y crea crispación social y malestar en una gran parte de nuestra sociedad.
Miren ustedes, yo tengo la sensación de que eso es lo que ustedes desean: en vez de preocuparse de los auténticos problemas, tanto educativos como sociales, tal con la... como está cayendo en este momento.
Pero seguimos pensando que el Tribunal Supremo nos dará la razón en lo que se refiere al currículum de Castilla y León, pues es conforme a Derecho, promueve el conocimiento de los derechos humanos y es respetuoso con la libertad de conciencia y con los valores que promulga nuestra Constición... Constitución, perdón.
Fíjese, Señoría, qué gran ironía: el Partido Socialista quiere imponernos, a través de los tribunales y de los jueces, toda su tolerancia, su diálogo y su talante.
Quiero expresarle, Señoría, mi pleno respeto hacia el poder judicial, mi consideración hacia su independencia. Espero la redacción de la sentencia por parte del Tribunal Supremo, para estudiar los pormenores, cosa que debían de hacer ustedes.

Y también espero el pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Creo que es lo más prudente, sensato, beneficioso para nuestro sistema educativo, y así actuaremos en consecuencia.

¡Ahí queda eso!

sábado, 31 de enero de 2009

En defensa de la escuela pública

Ante el acalorado e interesante debate que se está desarrollando en el blog, quiero recomendar la lectura de un artículo que publiqué en el Diario Palentino el 12 de diciembre de 1996, y que se puede leer en mi blog Laicidad y Ciudadanía.
Sigo pensando absolutamente igual, salvando las distancias temporales.

viernes, 30 de enero de 2009

Eucación para la Ciudadanía

Ante el animado debate que se está produciendo en este blog a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la objeción de conciencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía quiero, de momento, facilitar información sobre la misma, para que el debate se produzca con el mayor conocimiento de causa.
Ahí van algunas direcciones donde podeís obtener información, comenzando por las publicaciones oficiales:

LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.

ORDEN ECI/2220/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación secundaria obligatoria.

DECRETO 52/2007, de 17 de mayo, por el que se establece el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad de Castilla y León.


Algunas páginas sobre los libros de texto:

http://educarc.blogcindario.com/2007/05/01441-recorrido-por-los-primeros-libros-de-texto-de-educacion-para-la-ciudadania.html

http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20070628/cantabria/libros-texto-educacion-para_20070628.html

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=349102

http://www.abc.es/20090130/nacional-sociedad/lecciones-ciudadania-20090130.html

Anónimo ha dado en sus comentarios algunas direcciones sobre los libros de Educación para la Ciudadanía. Son estas:

http://www.libertaddigital.com/sociedad/un-libro-titulado-educacion-para-la-ciudadania-tacha-a-losantos-vidal-y-albiac-de-racistas-militantes-1276309470/

Y sobre educación:

http://www.laverdad.es/albacete/20080401/albacete/estudiantes-bachillerato-repetiran-curso-20080401.html

Respecto el artículo al que se refiere esta última entrada, leerlo con atención. El titular es engañoso, ya que es verdad que no tendrán que repetir "todo el curso" pero tendrán que repetir las cuatro materias suspensas, es decir, que no pasarán al curso siguiente; solamente se les dará la posibilidad de cursar las cuatro materias suspensas, junto con dos más del curso siguiente.

miércoles, 28 de enero de 2009

El Supremo se pronuncia a favor de Educación para la Ciudadanía

El Tribunal Supremo decide que no se puede objetar a Ciudadanía

La Sala de lo Contencioso establece por 22 votos contra 7 que la asignatura no vulnera el derecho de los padres a que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que deseen

Leer la noticia en EL PAÍS digital

Ver el vídeo de la Ministra de Educación

domingo, 25 de enero de 2009

Begoña Nuñez ganó la Asamblea Local del PSOE



La candidata de la "continuidad", como ella misma se ha calificado, ganó la Asamblea Local del PSOE de Palencia, con alrededor del 70% de los votos emitidos, frente al 30% de los obtenidos por la candidatura de Máximo Hermano, calificada por el mismo como "el cambio tranquilo".

Con la asistencia de algo más de 200 afiliados, que no llegan al 50% de los que tiene censados la Agrupación de Palencia, la asamblea tuvo un desarrollo "rarito" por no calificarlo de otra forma.

Después de elegida la mesa por asentimiento, al no haber nada más que una candidatura presentada, se trató el segundo punto, la gestión del Comité Local saliente. La intervención de Eusebio Santos, fue lo menos parecido a un informe de gestión, pareciendo más bien un discurso de agradecimiento en un acto de homenaje o despedida. Ante ese discurso incontestable, y que no tenía nada que ver con el punto del orden del día, hubo solamente dos peticiones de palabra; una para sacar a relucir el "incensario", y la otra para criticar la falta de información de la asamblea anterior, ante la retirada de Heliodoro Gallego de la Secretaria General. Una intervención de Heliodoro para "agradecer los servicio prestados" a Eusebio, y otra del propio Eusebio Santos para reiterar su despedida, cerraron este punto, con más pena que gloria, pero con los asistentes al borde del "llanto emocionado".

Llegamos así al momento más esperado de la Asamblea, escuchar lo que nos tenían que decir los dos candidatos a la Secretaria General. La Mesa de la Asamblea decidió, no explicó con qué criterio, que el primero en intervenir fuese Máximo Hermano. Su intervención se basó, como no podía ser de otra manera, en desarrollar y ampliar los contenidos del díptico enviado en los días anteriores a todos los afiliados. Planteo un programa basado en la participación de todos en la vida del partido, con creación y potenciación de grupos sectoriales; en el debate permanente con todos para la elaboración de los planes de trabajo y actuación; en la proximidad a al sociedad palentina, a través de las relaciones permanentes con las asociaciones y organizaciones existentes en nuestra ciudad; y la eficacia mediante la coordinación y reparto de funciones con la Ejecutiva Provincial y la estrecha coordinación y colaboración con el grupo de concejales socialistas del Ayuntamiento de Palencia y de apoyo constante a la labor del alcalde Haliodoro Gallego.

Aclaró también que esa candidatura que él encabezaba, no respresentaba a "nadie" más que a ellos mismos y a todos los compañeros y compañeras que les quisieran votar y confiar en ellos. Justificó, así mismo, el por qué de su presentación pública ante los medias de comunicación, aclarando que lo hizo, tras presentar su candidatura a los órganos del partido, Comité Local y Ejecutiva Provincial, porque piensa que los partidos políticos, si quieren interesar y representar correctamente a los ciudadanos, deben ser transparentes y abiertos, y sus actuaciones deben ser conocidas por los ciudadanos para que puedan juzgarnos con conocimeinto de causa y sin ocultismos.

Por su parte, Begoña Nuñez, leyó un discurso en el que reiteró y amplió los argumentos que exponía en la carta que remitió a los afiliados. Se autocalificó de continuadora de la labor realizado por Esuebio Santos, y manifestó su total disponibiliad, como siempre ha sido, a lo que el Partido le solicite. Explicó las razones por las que no creyó conveniente no presentar públicamente su candidatura, pues cree que es un acto interno de Partido y los primeros que tienen que conocerla son los militantes. Volvió a reiterar la ilusión, capacidad y ganas de trabajo de los integrantes de su candidatura, en la que se unían experiencia y renovación.

Finalizada la Asamblea con el resultado que al principio he comentado, la sensación con la que me fui a casa fue de decepción y de cansancio intelectual. Vamos a las asambleas y no escuchamos. Llevamos una posición preconcebida y no nos importa lo que allí se diga. "Yo voy a votar a Begoña, y me importa un comino lo que digan los demás", o viceversa.

Creo firmemente que la agrupación de Palencia, ha perdido una oportunidad de hacer algo nuevo, algo que saque al partido de la situación de muerte anticipada en la que se encuentra. He llegado a la conclusión de que, al menos en Palencia, aunque puede ser que también en el resto de España, a lo que se tiende es a un partido de cuadros y dirigentes, en el que los afliados de base estorban en el día a día, y solamente se recurre a ellos en los moemntos del trabajo electoral, y tampoco en estos momentos mucho.

Tradicionalmen el PSOE ha sido un partido de bases y de militantes, en el que las opiniones y las distintas posturas eran importantes, se respetaban y se debatían. Un partido en el que de los grandes debates y discusione, salían nuevas propuestas que ofrecer a los ciudadanos. Ahora cada vez con más frecuencia, al menos en Palencia, oigo decir que si debatimos estamos dando armas a nuestros rivales políticos y que eso debilita nuestras posiciones. ¿Desde cuándo?

Este Partido ha debatido cuestiones fundamentales. Marxismo, sí o no. OTAN, sí o no, pero parece ser que en Palencia no se puede debatir ni discutir. ¿Se imagina alguien un debate en la Agrupación Local sobre urbanismo, integración del ferrocarril, la ciudad que queremos, el modelo de integración educativa de sectores problemáticos, etc? Pero un debate de verdad, no la mera información que nos dan los concejales del área, en las tan publicitadas y alabadas charlas que ha programado, con bastante falta de continuidad, el Comité Local.

En fin, creo de verdad que se ha perdido la ocasión de saber si Máximo Hermano y su candidatura eran capaces de dar ese cambio al Partido en Palencia. Porque de lo que estoy totalmente seguro es de que, Begoña Nuñez, no lo va a dar, porque, tal y como ella misma se ha calificado, representa la continuidad, es decir, ¡más de lo mismo!

Así lo ha querido la mayoría, y en democracia, a aguantarse tocan. Pero no a callarse