La libertad

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes

domingo, 15 de enero de 2017

El PSOE se hunde

A la vista del título se podría uno imaginar que iba a hablar de los muchos acontecimientos que se están viviendo en “mi Partido” desde hace muchos meses: defenestración del primer secretario general elegido en primarias; cambio del no al PP por la abstención, sin consultar a la militancia; ruptura de la unidad de voto del Grupo Socialista; Gestora que se arroga competencias que no tiene; problemas con la integración de los compañeros del PSC en la estructura orgánica del PSOE; imagen pública de “gran coalición” con el PP en el Congreso de Diputados; claros y evidentes signos de pasteleo para evitar unas primarias con libre concurrencia; etc., etc.

Pero no, hoy no voy a hablar de estos graves e importantes asuntos, que nos dan indicios muy evidentes de que el PSOE está a punto de irse por el sumidero. Hoy quiero hablar de un hecho que se produjo ayer mucho más cerca de nosotros, concretamente en Guardo, y que, aunque pueda parecer un hecho menor ante los anteriormente citados, desde mi punto de vista indica claramente a que grado de descomposición está llegando el Partido Socialista Obrero Español.

domingo, 8 de enero de 2017

El pacto por la educación: ¿Una cabeza bien hecha, o una cabeza bien llena?

Artículo publicado en la revista digital del ATENEO DE PALENCIA.


Las familias, el profesorado, el alumnado, los sindicatos, las patronales de la educación, la iglesia Católica, los partidos políticos, el Gobierno,… es decir, toda la sociedad, lleva años reclamando la necesidad de un gran pacto educativo. En esto, todos parecen estar de acuerdo.
Ahora bien, si preguntamos qué pacto, el asunto seguro que se complica, y el acuerdo ya no será tan unánime. Y es lógico porque, antes de comenzar a pensar y debatir sobre “qué modelo educativo” queremos diseñar, tendremos que ponernos de acuerdo sobre “qué sociedad” queremos construir, ya que de la respuesta a esta segunda pregunta, dependerá la que demos a la primera.


Seguir leyendo en Ateneo de Palencia

sábado, 31 de diciembre de 2016

¿QUÉ PACTO EDUCATIVO?

Las familias, el profesorado, el alumnado, los sindicatos, las patronales de la educación, la iglesia Católica, los partidos políticos, el Gobierno,… es decir, la sociedad en su conjunto, lleva años reclamando la necesidad de un gran pacto educativo. Entonces, ¿por qué no se hace? He aquí la pregunta del millón.
Ángel Gabilondo, el último ministro socialista de educación, estuvo a punto de conseguirlo en el año 2011, pero la inminencia de unas elecciones generales en la que todas las encuestas daban como claro vencedor al Partido Popular, lo frustraron en el último momento.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Año 2016 ¡y nos lo queríamos perder!

No soy muy aficionado a hacer repaso de los acontecimiento del año que termina, lo mismo que no estoy de acuerdo con el dicho "cualquier tiempo pasado fue mejor", pero creo que el que estos días está llegando a su fin, si que merece un breve repaso.
Para empezar por algo, es conveniente recordar que nos hemos tirado prácticamente todo el año con un "gobierno en funciones", y ¡no nos ha pasado nada! Pienso que este es un dato muy importante para que en el futuro nos tomemos con mucha más tranquilidad los temas de la política y de los políticos.

viernes, 4 de noviembre de 2016

El voto de la Diputada

Todavía estoy temblando, por la responsabilidad, porque ha sido una decisión muy dura y difícil. Pero también muy meditada. Es un voto que me ha desgarrado”. Estas fueron las primeras palabras que pronunció Mari Luz Martínez Seijo el pasado día 29 de octubre, tras ser una de las quince diputadas y diputados del PSOE que votó no en la investidura de Mariano Rajoy, rompiendo así la disciplina de voto del Grupo Parlamentario.

Aunque desde ese día la mayoría de los militantes y votantes en general con los que he podido hablar, me han manifestado su acuerdo con esta dura decisión de la diputada palentina, he leído y escuchado algunas opiniones contrarias a la misma.

¿Alguien se puede imaginar lo cómodo que hubiera sido para Mari Luz abstenerse? Si lo hubiera hecho, no habría puesto en riesgo su actual estatus en el Congreso, Vicepresidenta Primera de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad, ni en el Grupo Parlamentario, portavoz adjunta de la Comisión de Educación. No habría tenido que soportar las peticiones de dimisión de la Secretaria Provincial del PSOE, pues desde la Gestora se la hubiera apoyado frente a las mismas, e incluso puede que la hubieran dado algo más que sólo ese apoyo.

Entonces, ¿por qué lo ha hecho? En su perfil de Facebook se explicó ese mismo día: “Posiblemente hoy haya tomado una de las decisiones más difíciles de mi vida, tomada en conciencia, por convicción y de corazón. Seguimos luchando”. Lo ha hecho porque ha antepuesto su compromiso con los votantes y con los militantes, a la obediencia ciega e irresponsable; lo ha hecho porque no quiere actuar en contra de sus convicciones y principios socialistas; lo ha hecho porque no depende de su sueldo de parlamentaria para vivir. En definitiva, lo ha hecho porque ha antepuesto su ética a la estrategia, a sabiendas de que esta postura le podía acarrear consecuencias.

También algún, y alguna, dirigente palentino del Partido está pidiendo insistentemente que renuncie a su acta de diputada, porque así no “sufrirá más”. Son un poco flojos. Cuando alguien que como Mari Luz no tiene necesidad de estar en política para poder vivir honestamente, toma la decisión de dedicarse a esta noble tarea, sabe de sobra que no va a ser un camino de rosas; pero antepone sus ganas y su ilusión por trabajar en favor de los más necesitados, a la comodidad que le podría suponer acatar sin rechistar decisiones que van en contra de sus principios.
También insisten en decir que su voto por el no a Rajoy, es contrario al sentir de la mayoría de la militancia y de los votantes del PSOE. Lo opinión de los votantes es muy difícil de contrastar, pues cada cual escucha la opinión del entorno en el que se mueve. Por cierto, los de mi entorno están totalmente de acuerdo con el voto negativo de Mari Luz. Y respecto a la opinión de los militantes, habría sido muy fácil de comprobar. Solamente tendrían que haber promovido la celebración de asambleas en los días previos a la investidura para haberlo podido conocer. No lo hicieron conscientes del riesgo que corrían de quedar en evidente minoría, pues las cuatro únicas agrupaciones que las celebraron se decantaron de forma mayoritaria por votar NO.

Lo mismo que nuestra diputada palentina, otros catorce diputados y diputadas socialistas han actuado con igual coherencia. Y ahora, los actuales dirigentes del Partido y del Grupo, han decidido abrirlos un expediente sancionador. Personalmente quiero manifestar, aunque me da la sensación de que expreso el sentir de muchos militantes y votantes, que se lo piensen muy bien antes de tomar una decisión que puede terminar de alejarnos de forma definitiva y dramática de nuestro electorado. Si el Partido toma una decisión irreversible con unos compañeros y compañeras que han actuado de acuerdo con su conciencia, de acuerdo con las promesas electorales hechas, y en consonancia con lo que piensa la mayoría de sus afiliados, se colocará en una situación que puede ser el final de nuestra historia.

Así que, déjense de expedientes y convoquen lo más pronto que se pueda el Congreso y las primarias para que todos y todas podamos definir el rumbo de nuestro Partido.

Publicado en El Norte de Castilla. 03.11.2016