La libertad

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes

viernes, 4 de noviembre de 2016

El voto de la Diputada

Todavía estoy temblando, por la responsabilidad, porque ha sido una decisión muy dura y difícil. Pero también muy meditada. Es un voto que me ha desgarrado”. Estas fueron las primeras palabras que pronunció Mari Luz Martínez Seijo el pasado día 29 de octubre, tras ser una de las quince diputadas y diputados del PSOE que votó no en la investidura de Mariano Rajoy, rompiendo así la disciplina de voto del Grupo Parlamentario.

Aunque desde ese día la mayoría de los militantes y votantes en general con los que he podido hablar, me han manifestado su acuerdo con esta dura decisión de la diputada palentina, he leído y escuchado algunas opiniones contrarias a la misma.

¿Alguien se puede imaginar lo cómodo que hubiera sido para Mari Luz abstenerse? Si lo hubiera hecho, no habría puesto en riesgo su actual estatus en el Congreso, Vicepresidenta Primera de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad, ni en el Grupo Parlamentario, portavoz adjunta de la Comisión de Educación. No habría tenido que soportar las peticiones de dimisión de la Secretaria Provincial del PSOE, pues desde la Gestora se la hubiera apoyado frente a las mismas, e incluso puede que la hubieran dado algo más que sólo ese apoyo.

Entonces, ¿por qué lo ha hecho? En su perfil de Facebook se explicó ese mismo día: “Posiblemente hoy haya tomado una de las decisiones más difíciles de mi vida, tomada en conciencia, por convicción y de corazón. Seguimos luchando”. Lo ha hecho porque ha antepuesto su compromiso con los votantes y con los militantes, a la obediencia ciega e irresponsable; lo ha hecho porque no quiere actuar en contra de sus convicciones y principios socialistas; lo ha hecho porque no depende de su sueldo de parlamentaria para vivir. En definitiva, lo ha hecho porque ha antepuesto su ética a la estrategia, a sabiendas de que esta postura le podía acarrear consecuencias.

También algún, y alguna, dirigente palentino del Partido está pidiendo insistentemente que renuncie a su acta de diputada, porque así no “sufrirá más”. Son un poco flojos. Cuando alguien que como Mari Luz no tiene necesidad de estar en política para poder vivir honestamente, toma la decisión de dedicarse a esta noble tarea, sabe de sobra que no va a ser un camino de rosas; pero antepone sus ganas y su ilusión por trabajar en favor de los más necesitados, a la comodidad que le podría suponer acatar sin rechistar decisiones que van en contra de sus principios.
También insisten en decir que su voto por el no a Rajoy, es contrario al sentir de la mayoría de la militancia y de los votantes del PSOE. Lo opinión de los votantes es muy difícil de contrastar, pues cada cual escucha la opinión del entorno en el que se mueve. Por cierto, los de mi entorno están totalmente de acuerdo con el voto negativo de Mari Luz. Y respecto a la opinión de los militantes, habría sido muy fácil de comprobar. Solamente tendrían que haber promovido la celebración de asambleas en los días previos a la investidura para haberlo podido conocer. No lo hicieron conscientes del riesgo que corrían de quedar en evidente minoría, pues las cuatro únicas agrupaciones que las celebraron se decantaron de forma mayoritaria por votar NO.

Lo mismo que nuestra diputada palentina, otros catorce diputados y diputadas socialistas han actuado con igual coherencia. Y ahora, los actuales dirigentes del Partido y del Grupo, han decidido abrirlos un expediente sancionador. Personalmente quiero manifestar, aunque me da la sensación de que expreso el sentir de muchos militantes y votantes, que se lo piensen muy bien antes de tomar una decisión que puede terminar de alejarnos de forma definitiva y dramática de nuestro electorado. Si el Partido toma una decisión irreversible con unos compañeros y compañeras que han actuado de acuerdo con su conciencia, de acuerdo con las promesas electorales hechas, y en consonancia con lo que piensa la mayoría de sus afiliados, se colocará en una situación que puede ser el final de nuestra historia.

Así que, déjense de expedientes y convoquen lo más pronto que se pueda el Congreso y las primarias para que todos y todas podamos definir el rumbo de nuestro Partido.

Publicado en El Norte de Castilla. 03.11.2016

martes, 1 de noviembre de 2016

Hagamos memoria

Un personaje* de infausta memoria acuñó la frase: "Cuando se lanza una mentira, y se repite con la frecuencia adecuada, al final se consigue que la gente se la crea.", que el tiempo ha convertido en "una mentira repetida mil veces, se convierte en una verdad".

Llevamos más de un año escuchando a los y las dirigentes del PSOE de Palencia, insistiendo en una verdad a medias, para intentar conseguir que se convierta en una verdad incontestable: María Luz Martínes Seijo fue impuesta como candidata contra el 90% de la militancia palentina e incumpliendo de forma absoluta todas las normas internas del Partido.

Estos último días, y a raíz del voto  negativo de Mari Luz en al investidura de Rajoy, vuelven de forma insistente con el mantra.

Con la intención de que se cumpla la también conocida frase "Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo", publico a continuación el recurso que en su día presenté contra la resolución del Comité Provincial que elaboró la propuesta de listas para las elecciones del pasado año.

Una lectura atenta de dicha impugnación, permitirá tener más elementos de juicio para intentar aproximarse a la verdad.

Para intentar aproximarse a la verdad de lo ocurrido, es también muy interesante leer lo que la compañera Angelines Fombellida publica en su perfil de Facebook. Ver aquí


*Paul Joseph Goebbels: Wenn man eine große Lüge erzählt und sie oft genug wiederholt, dann werden die Leute sie am Ende glauben


lunes, 31 de octubre de 2016

El dilema

Diario Palentino, 31.10.2016
Publicado en DIARIO PALENTINO. 31.10.2016

EL DILEMA

El pasado 29 de octubre se produjo en el Congreso de los Diputados un hecho que nos tiene a los socialistas españoles, y nos tendrá en los próximos meses, en estado de permanente crispación. Quince diputados y diputadas del Grupo Parlamentario Socialista desobedecieron la orden del Comité Federal y la Dirección del Grupo, y votaron no en la investidura de Mariano Rajoy. Para hacerlo, alegaron que anteponían su compromiso ético y moral con los electores, a los que les habían solicitado el voto con la promesa formal de que si se lo otorgaban cambiarían la forma y los objetivos del gobierno de este país, a la disciplina de voto que se les imponía desde el Partido.

A este argumento, ya de por sí de mucho peso, se añade el procedimiento por el que los órganos de dirección del PSOE tomaron una decisión de tanta gravedad y trascendencia para el futuro de nuestra organización. Los integrantes del Comité Federal votaron según su propio y exclusivo criterio, sin debatir de forma generalizada y organizada en sus asambleas la controvertida decisión, y con la oposición, masivamente mayoritaria, de aquellas asambleas locales que se han celebrado por iniciativa de sus responsables.

Este dilema moral entre su compromiso con el electorado y la disciplina de partido, ha sido resuelto por diputados y diputadas de distintas formas, todas ellas respetables. Unos, la mayoría, acatando las órdenes y absteniéndose. Otros, una minoría, añadiendo a su abstención la coletilla de “por imperativo”. Los quince del voto negativo, siendo coherentes con su compromiso electoral y con la militancia que se ha manifestado en contra. Y uno, Pedro Sánchez, el primer secretario general del PSOE elegido en unas primarias, dimitiendo de su condición de diputado y prometiendo recorrer España para explicar su decisión y luchar para cambiar la deriva del PSOE.

La cuestión que ahora se plantea es: ¿Deben ser sancionados los diputados y diputadas que votaron no?

Muchísimos militantes y votantes pensamos que no, puesto que lo han hecho por coherencia con lo prometido en nuestra campaña electoral, recuerden “Un SÍ por el cambio”, y atendiendo a los deseos de la mayor parte de los afiliados que se han pronunciado al respecto en la asambleas. Han optado en conciencia, pues entienden que la rendición de cuentas y la responsabilidad institucional de un representante político, no debe hacerse sólo ante los órganos del Partido, sino también, y sobre todo en este caso con un viraje tan radical en nuestra postura, ante nuestros representados y electores, que votaron al PSOE para cambiar de gobierno y de forma de gobernar.

En defensa de los que votaron en conciencia, se podrían citar las palabras de un insigne compañero diputado y catedrático de Derecho Constitucional, según las que ciertos supuestos de objeción de conciencia implica integrar "lo moral en lo jurídico"; la objeción deja de ser una conducta ilegal, "para convertirse en un mecanismo jurídico que permite conciliar obligación jurídica con obligación moral; resolviendo, a la postre, por la vía de la excepción, conflictos entre mayoría y minoría".

Pero es que además, existen sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo en las que se mantiene: “Por lo que se refiere al derecho a la objeción de conciencia, que existe y puede ser ejercitado con independencia de que se haya dictado o no su regulación. La objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocida en el art. 16.1 CE y como ha indicado este Tribunal en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales”.


En fin, si hasta el Código Penal Militar, Ley Orgánica 14/2015, en su Artículo 44.3, establece excepciones a la responsabilidad criminal de los militares por desobedecer una orden en determinados supuestos, ¿va el Partido Socialista a sancionar a aquellos que han votado con el sentir mayoritario de nuestros electores y la militancia? Sería paradójico, y muy difícil de entender y asumir. Y además lo pagaríamos muy caro electoralmente.

jueves, 6 de octubre de 2016

El voto de la militancia

Después del cirio que hemos montado en el PSOE -hemos porque todos tendremos alguna responsabilidad- y del que ya se han escrito todo tipo de opiniones y análisis, ahora estamos enfangados en un debate mucho más trascendental para nuestro Partido, y para nuestro país, que si los que mandan son los "pedristas", los "susanistas" o el "sursum corda"
¿Deben consultarse con la militancia las decisiones fundamentales que tengamos que tomar?

La cuestión, como casi todas en la vida y en la política, tiene muchas aristas y todas las opiniones sobre la misma son respetables. Llevo militando en este Partido casi 40 años y he sido testigo de su evolución, tanto desde el punto de vista programático, como desde el de los procedimientos. He vivido congresos en los que cada delegado expresaba su voto individualmente. Luego se decidió que el voto fuera por delegaciones y con ponderación del peso en función de los afiliados que cada delegación representara. Además, en un principio, los integrantes de cada delegación se elegían por sistema mayoritario, de forma que la lista ganadora se llevaba toda la representación.

En lo que supuso en su día un avance democrático y de participación, se pasó de  nuevo al voto por delegado y, a su vez, los delegados se elegían proporcionalmente a los votos obtenidos.

Hace muy pocos años, de forma lenta y desorganizada, se comenzó a dar el paso definitivo de la participación directa de los afiliados y afiliadas en algunos casos. El primer "experimento", que a la larga supuso un rotundo fracaso por la resistencia de las élites del Partido, fue la elección mediante primarias del compañero Josep Borrell como candidato a la Presidencia del Gobierno.

A pesar del chasco que su dimisión produjo, el debate sobre las primarias estaba abierto, y ya era imposible olvidarlo, por mucho que los dirigentes de cada momento se empeñaran en hacerlo. El Congreso que eligió a José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general mediante el procedimiento de un delegado un voto, supuso un paso que llevaba de forma clara a que, más pronto que tarde, se elegirían a los secretarios generales mediante un procedimiento de primarias entre la militancia del Partido.

Algunos mantuvimos desde el principio que este era el avance democrático y participativo que se nos exigía por parte de una ciudadanía cada vez más alejada de los partidos políticos y de la "política". Mantuvimos, y yo personalmente sigo manteniendo, que la elección del candidato a la Presidencia del Gobierno (y de los alcaldes y presidentes de comunidades autónomas) debe ser mediante el procedimiento de primarias abiertas, con la participación no solo de la militancia, sino también de los simpatizantes que previamente se inscriban. Evidentemente, la elección de los secretarios generales se hará solamente por los afiliados y afiliadas. Y así se ha hecho en estos últimos procesos electorales y orgánicos.

Y ahora, nos encontramos en otro momento decisivo, con la vista de toda la ciudadanía puesta sobre nuestro Partido. El órgano competente, Comité Federal, adoptó el acuerdo, lógico por otra parte, de votar NO a la investidura del candidato que presentara el PP a la Presidencia del Gobierno. Como es normal, el Secretario General y el Grupo Parlamentario Socialista, cumpliendo dicho mandato, así lo hizo y lo manifestó reiteradamente.

En ese mismo Comité, se manifestó también la inconveniencia de unas terceras elecciones generales, lo que dejaba a la dirección del Partido y del Grupo con pocas posibilidades de maniobra, teniendo en cuanta que también se pronunciaron contra la posibilidad de pactar con los "independentistas", y muchas pegas a pactar con Unidos Podemos.

Cuando el Secretario General intenta buscar una salida que le permita mantener el NO al PP, y a la vez evitar unas terceras elecciones -mandatos ambos del Comité Federal-, se monta el cirio padre y se lo cargan. En mi modesta opinión, que la tengo por mucho que alguna exdirigente del partido se empeñe en lo contrario, esta operación de acoso y derribo del primer Secretario General elegido por la militancia de forma directa, se produce por la confluencia de dos posicionamientos. Por un lado el que mantienen de forma más o menos evidente determinados dirigentes y exdirigentes que no quieren bajo ningún concepto que se pueda formar un gobierno alternativo al del PP, que pueda estar conformado con el apoyo de Unidos Podemos y algunos partidos nacionalistas. Y por el otro el de los que su único objetivo era y es cargarse a Pedro Sánchez, es decir los del "quítate tú para ponerme yo", y porque estos último tienen auténtico pavor a la cada vez mayor exigencia de los afiliados y afiliadas a participar de forma más directa en la toma de decisiones del Partido.

Esta operación nos ha metido en un callejón sin salida, o con salidas malas o peores. Y aquí viene el meollo de la cuestión. Parece ser que a la nueva Gestora, la única solución que se le ocurre para salir del lío es abstenerse en una posible nueva sesión de investidura y permitir que Mariano Rajoy forme gobierno, aplazar lo más posible la celebración del congreso del Partido, y mientras tanto, ya veremos.

Pero, como son conscientes de que la mayoría de la militancia está por el "NO es NO", y como nadie está dispuesto a tragarse el marrón que supone pedir a los afiliados y afiliadas el voto para la abstención, porque van a perder y eso limitaría sus posibles opciones de futuro orgánico en el Partido, quieren que esa decisión se tome en un Comité Federal, e incluso algunos están proponiendo que se tome libremente por los diputados y diputadas dando libertad de voto.

Y aquí es donde algunos decimos que no. Que una decisión de tanta trascendencia como es el que el PSOE permita un gobierno de derechas, sabiendo perfectamente lo que esto ha significado y significará, debe tomarse por todos y todas los militantes. Y eso no quiere decir, como algunos nos critican, que nos hayamos vuelto asamblearios, o que nos estemos "podemizando", por cierto cosas ambas que no son intrínsecamente malas.

Así que ya saben, NO es NO mientras la militancia del Partido no diga lo contrario, tras el correspondiente debate y votación. Y en ese debate, los que "saben más y están mejor informados", que nos lo expliquen a todos y todas, y a lo mejor nos convencen.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Un cuento imposible

El candidato y el esposa de la Presidenta
Erase una vez un país presuntamente democrático con un régimen de separación de poderes, en el que el Parlamento debe elegir al Presidente del Gobierno, aprobar las leyes y controlar al poder ejecutivo.
En ese país se celebraron hace casi dos meses unas segundas elecciones para elegir un nuevo parlamento, dado que el surgido de otras elecciones anteriores celebradas solamente seis meses antes, fue incapaz de hacerlo.
Tras estas elecciones, el Jefe del Estado de este hipotético país democrático, después de consultar a los representantes de los distintos partidos políticos que obtuvieron escaños en el parlamento, y tal y como estipula la Constitución, propuso al candidato del partido que había obtenido más escaños como candidato a la Presidencia del Gobierno, y así se lo trasladó a la Presidenta del Parlamento, para que procediera a convocar el pleno en el que se debería debatir la investidura de dicho candidato.
De esto va hacer un mes dentro de ocho días, y el candidato propuesto por el Rey del presunto país democrático, se ha ido a hacer el "don Tancredo" a una finca de la Presidenta del Parlamento, que para ayudarle en la ejecución de este tradicional lance taurino, se "llama andanas" y no convoca la sesión plenaria del Parlamento.
Mientras el candidato pasea alegremente con el esposo de la Presidenta del Parlamento por hermosos parajes gallegos, los lugartenientes del mismo se dedican a echar las culpas del retraso en la "urgente" formación de gobierno al líder del principal partido de la oposición, presionando, con la ayuda de los medios de comunicación, para que se abstenga y permita la elección del candidato "don Tancredo".

¡¡¡VIVA LA SEPARACIÓN DE PODERES!!!