La libertad

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes

viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Qué facil me lo pone, monseñor!

Monseñor Reig Plà oficiando una misa por encargo de la
Hermandad de los Mártires de Paracuellos.
Preside  la ceremonia la bandera preconstitucional.
Noviembre de 2009
Me había prometido a mi mismo que, durante lo que queda de 2010, no volvía a hablar de ningún jerarca de la iglesia católica. Pero es que a veces, es inevitable. ¡Lo ponen tan fácil!

Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá de Henares desde el año 2009, presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida  y vicepresidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, de la Conferencia Episcopal Española, se ha despachado a gusto contra los matrimonios "no canónicos", es decir, contra las personas de ambos sexos que deciden convivir de una forma distinta a la que considera "éticamente correcta" la santa iglesia católica y apostólica. ¡Toma otro ejemplo de tolerancia y libertad religiosa!

Monseñor Reig Plà dixit:

“los matrimonios canónicamente constituidos son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho”.
“se da sobre todo en aquellos procesos de separación o divorcio".
“la violencia existe desde que el hombre es hombre y la mujer es mujer”.
“es una ley [la Ley contra la Violencia de Género] puramente ideológica, un fracaso”.

Como decía mi padre, ¡lo dijo Blas, punto redondo! Una organización, la iglesia católica, que ha marginado y sigue marginando a las mujeres; que cuando algunas mujeres han contado a su "confesor" los malos tratos a los que era sometida por su "esposo canónico", la aconsejan que lo "sufra con resignación cristiana y lo ofrezca al Señor", cuando no la llegaban a insinuar que "algo habría hecho ella" para provocar la agresión, se permite semejante obscenidad verbal.
¡Así se las ponían a Felipe II!

La que ha estado genial, como casi siempre, es Maruja Torres en EL PAÍS del día 30. Su artículo de la última página, "Obispollo", no tiene desperdicio.

martes, 28 de diciembre de 2010

El Papa ¡defensor de la libertad religiosa!

¡Más vale tarde que nunca! Ahora resulta que, tras cientos y cientos de años persiguiendo “infieles”, bendiciendo “cruzadas”, bautizando a punta de lanza o de pistola, censurando y prohibiendo libros, juzgando y ejecutando “herejes”, condenando a científicos e investigadores, D. Joseph Alois Ratzinger, más conocido como Benedicto XVI o Su Santidad el Papa, nos sale con un mensaje “urbi et orbi” en defensa de la “libertad religiosa”.

En efecto, y aunque pueda parecer increíble, con motivo de la celebración por la Iglesia Católica el próximo día 1 de enero de la “XLIV Jornada mundial de la paz”, monseñor Ratzinger ha enviado al mundo un mensaje papal titulado “La libertad religiosa, un camino para la paz”.

Hasta el más analfabeto histórico tiene que estar de acuerdo, ante la lectura del mensaje, en que supone un ejercicio de cinismo y falta de memoria de considerable magnitud.

Repasemos algunas de sus afirmaciones:

“El año que termina también ha estado marcado lamentablemente por persecuciones, discriminaciones, por terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa.”

¿A qué año se refiere? Quizás a 1096 cuando el papa Urbano II proclamó la primera cruzada, que supondría a lo largo de los próximos tres años miles y miles de muertos y heridos en los campos de la Europa oriental. O a lo peor se refiere a cualquiera de los años entre 1478 y 1873 en los que en España la “Santa Inquisición”, que había sido creada en el siglo XII por el papa Leoncio III, hizo de las suyas.

“Muchos sufren cada día ofensas y viven frecuentemente con miedo por su búsqueda de la verdad, su fe en Jesucristo y por su sincero llamamiento a que se reconozca la libertad religiosa. Todo esto no se puede aceptar, porque constituye una ofensa a Dios y a la dignidad humana; además es una amenaza a la seguridad y a la paz, e impide la realización de un auténtico desarrollo humano integral.”

¿La jerarquía católica hace un sincero llamamiento a que se reconozca la libertad religiosa? Lo que hay que oír. Si el impedir que las personas vivan libremente sus respectivas creencias, es una “amenaza a la seguridad y a la paz” la Iglesia Católica ha sido durante siglos la mayor de las amenazas para la paz.

“exhorto a los hombres y mujeres de buena voluntad a renovar su compromiso por la construcción de un mundo en el que todos puedan profesar libremente su religión o su fe”
“cuando se niega la libertad religiosa, cuando se intenta impedir la profesión de la propia religión o fe y vivir conforme a ellas, se ofende la dignidad humana, a la vez que se amenaza la justicia y la paz, que se fundan en el recto orden social construido a la luz de la Suma Verdad y Sumo Bien.”

¡A buenas horas mangas verdes! Después de haber “acristianado” a la fuerza durante siglos, ¡ahora nos viene con estas! Y, por cierto, ¿también los que no creemos en ninguna religión tendremos nuestra libertad para ello?

“Si no se reconoce su propio ser espiritual, sin la apertura a la trascendencia, la persona humana se repliega sobre sí misma, no logra encontrar respuestas a los interrogantes de su corazón sobre el sentido de la vida, ni conquistar valores y principios éticos duraderos, y tampoco consigue siquiera experimentar una auténtica libertad y desarrollar una sociedad justa.”

Esta frase sí que es un buen ejemplo de tolerancia y de “libertad”: Si no crees en lo que “yo” predico, no puedes tener ni ética, ni puedes ser libre, ni puedes ser justo.

“Si la libertad religiosa es camino para la paz, la educación religiosa es una vía privilegiada que capacita a las nuevas generaciones…….”

Parece ser que la educación, si no es religiosa, no capacita a las nuevas generaciones…..

“La familia fundada sobre el matrimonio, expresión de la unión íntima y de la complementariedad entre un hombre y una mujer, se inserta en este contexto como la primera escuela de formación y crecimiento social, cultural, moral y espiritual de los hijos, …..”

Lo que “yo” entiendo por familia, es lo que vale, es la familia “chachi”. Fuera de ella, el caos. ¡Viva la tolerancia y la libertad!

Conclusión:
A pesar del título, la “cabra siempre tira al monte”, el contenido del mensaje sigue rezumando sectarismo y exclusión. Es decir, libertad religiosa sí, pero la mía. Los otros están equivocados y, por lo tanto, o vuelven al redil, o sus derechos son perfectamente violentables.

Por si algún lector duda de las frases que he comentado, o cree que están sacadas de contexto, puede leer el documento completo en la siguiente dirección:

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/messages/peace/documents/hf_ben-xvi_mes_20101208_xliv-world-day-peace_sp.html

De su lectura se pueden sacar muchos más ejemplos de lo que comento

Post scriptum: Viendo esta mañana por las calles de Palencia la "procesión" del "Obispillo", organizada por el Cabildo catedralicio, me he preguntado: ¿quién se burla de la Iglesia Católica?

sábado, 25 de diciembre de 2010

El candidato Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero y el autor del blog,
con otros Diputados castellanos y leoneses.
Congreso de los Diputados 10-05-1988
El diario EL PAÍS en su edición digital de hoy, afirma que “Zapatero comunica a su equipo que ni adelantará las elecciones ni dimitirá”, con lo que, según el autor de la noticia, Luis R. Aizpeolea, el presidente del gobierno desactiva las consecuencias negativas que su comentario informal durante la copa navideña con periodistas en la Moncloa, cuando afirmó que ya tenía toma una decisión sobre su presencia o no en las listas como candidato a la presidencia del gobierno para 2012, y que esa decisión la conocían su esposa y un dirigente del partido.
En el citado artículo se afirma que esta decisión de José Luis Rodríguez Zapatero, está tomada y está “al margen de que él seas el candidato y de lo que digan las encuestas”.

Da a entender el articulista que, esta postura de Zapatero ha introducido tranquilidad en las filas socialistas, tras un semana negra, en la que, después del citado anuncio “navideño”, se perdió en el Congreso la posibilidad de aprobar la conocida como “ley Sinde” y se produjo el relevo de Montilla por Mas, tras la derrota socialista en las elecciones catalanas.

Personalmente opino que ambas decisiones de Zapatero, “ya tengo tomada una decisión sobre mi candidatura” y “agotaré la legislatura sin tener en cuenta quién es el candidato y lo que digan las encuestas”, son, bajo la perspectiva del análisis político, absolutamente improcedentes.

La decisión sobre la candidatura a la presidencia del gobierno en las elecciones generales, deberá decidirse en los órganos y mediante los procedimientos que el PSOE tiente establecidos, en el momento que corresponda. Y para tomar la misma, se deberá tener en cuenta, en primer lugar, lo que es mejor para el país, y en segundo término, lo que es más conveniente para el proyecto político del Partido y para el resultado electoral.

Respecto a la decisión del momento en el que se convocan las elecciones generales, es cierto que la prerrogativa para hacerlo corresponde constitucionalmente al Presidente del Gobierno: “El Presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, y bajo su exclusiva responsabilidad, podrá proponer la disolución del Congreso, del Senado o de las Cortes Generales, que será decretada por el Rey. El decreto de disolución fijará la fecha de las elecciones.” (Artículo 115.1, de la Constitución Española de 1978)

Ahora bien, ¿qué persigue nuestra norma constitucional, y la mayoría de las de nuestro entorno, al conceder esta prerrogativa el Presidente del Ejecutivo? Pues desde mi punto de vista, dar al presidente de gobierno respectivo un instrumento que le permita, después de analizar todos los condicionantes políticos, económicos y sociales, convocar los comicios en el momento que mejor convenga al país, a su economía y a la situación social que se esté viviendo.

Es decir, José Luis Rodríguez Zapatero, en el momento que él crea más oportuno, deberá escuchar la deliberación del Consejo de Ministros y tomar la decisión que más convenga a la situación social, política y económica de España y, en el momento más idóneo, proceder a la disolución de las cámaras y a la convocatoria de elecciones generales. Esta decisión puede contemplar, evidentemente, el supuesto de agotar la legislatura y dejar que ambas cámaras finalicen sus respectivos mandatos según lo previsto en los artículos 68.4 y 69.6 de nuestra norma constitucional.

Tomada esta decisión, el Secretario General del PSOE, procederá, mediante los mecanismos previstos en el ordenamiento estatutario de nuestro partido, a poner en marcha los mecanismos establecidos para la designación de candidatos y candidatas a las distintas circunscripciones electorales y, por supuesto, a la designación de candidato a la Presidencia del Gobierno. Y los órganos y afiliados del PSOE deberán tomar esa decisión teniendo en cuenta lo que sea mejor para nuestro país y para el resultado electoral, puesto que si creemos que nuestro proyecto político es el mejor para nuestros conciudadanos, deberemos hacer todo lo posible para explicárselo y que nos vuelvan a dar su confianza para seguir gobernando.

En conclusión, anunciar ahora mismo si va a ser o no candidato, o decir que va a agotar la legislatura, sean cuales sean las circunstancias políticas y sociales, me parece que denota muy poca responsabilidad política y demuestra, en cualquier caso, poca confianza en su propia capacidad para continuar tomando las medidas que correspondan para salir de la crisis, y, además, introduce un debate en la sociedad que no corresponde ahora mismo establecer, y que no está correctamente planteado, dando la sensación de que la decisión la toma solamente él, y que ya la tiene tomada, lo que limita de forma incomprensible su propia capacidad de maniobra, que está reconocida en nuestro ordenamiento legal por razones evidentes.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Legal, ético y estético

Felipe González y el autor del blog
Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española los tres conceptos que dan título a esta entrada tienen diversas significaciones.
En su primera acepción, define legal: Prescrito por ley y conforme a ella. Ético, en su segundo significado es: Recto, conforme a la moral. Y estético, en su tercera acepción: Artístico, de aspecto bello y elegante.

Cuando leí en la prensa del viernes la noticia de que Felipe González había sido nombrado consejero independiente de Gas Natural Fenosa, mis esquemas mentales sufrieron un serio percance.
He esperado un par de días para ver si en la “prensa seria”, alguno de los analistas que habitualmente leo me ayudaba con sus palabras a interiorizar la noticia. Pasados los mismos sin que haya visto nada al respecto, y después de que en mi cabeza el tema haya provocado distintas reacciones, me he decidido a escribir sobre la noticia.
No me cabe ninguna duda de que el desempeño de dicho cargo por el que fue durante catorce años presidente del primer gobierno socialista de España, es totalmente legal, es decir, conforme a ella. Felipe González tiene, lo mismo que cualquier otro ciudadano de este país, el más legítimo derecho a ejercer cualquier profesión, oficio o cargo, casi catorce años después de haber dejado la presidencia del gobierno.
Convencido de lo anterior, se me plantea una primera duda: ¿Es ético? Si nos atenemos al significado que la RAE atribuye a la palabra, podríamos afirmar que si, pues no se me ocurre que, por muy mal vistos que estén en estos momentos de crisis los cargos de consejero o asimilados de las grandes empresas tan generosamente retribuidos, su desempeño infrinja ninguna norma moral.
Tras llegar a estas conclusiones, mi cabeza debería haber dejado de darle vueltas al asunto. Pero no fue así. Algo seguía inquietándome y produciendo en mí un cierto malestar. Comentando el tema con amigos y compañeros, comprobé que algunos de ellos se encontraban en el mismo estado de inquietud.
Otros personajes públicos españoles y del resto del mundo también lo han hecho antes que él, y no solo del ámbito político de la derecha, así que no sabíamos el porqué de nuestra inquietud.
Al final he llegado a la conclusión de que el problema es la estética: la situación en la que se ha situado Felipe González no presenta un aspecto elegante.
Personalmente me importa “tres cominos” que multitud de políticos de la derecha y la izquierda en España y en otros países, estén en la misma situación. Pero que lo haya aceptado Felipe González, me ha sentado muy mal.
Para un político honesto como siempre he considerado a Felipe González, no deben ser solamente importantes los aspectos legales y éticos de una decisión. También deben contar los estéticos.

martes, 7 de diciembre de 2010

30 años sin JOHN LENNON



El 8 de diciembre de 1980, cuando John Lennon regresa a su casa en el edificio Dakota en Nueva York, después de una sesión de grabación en los Estudios Plant, Mark David Chapman le mató disprándole cinco tiros, dos horas después de que el ex miembro y lider de The Beatles le hubiera firmado un autógrafo en la carátula de uno de sus discos.
Con cuarenta años recién cumplidos, Lennon había nacido en Liverpool (RU) el 9 de octubre de 1940, el autor de canciones  como Imagine, Give Peace a Chance, y miembro de The Beatles desde su creación en los años 60 junto a Paul McCartney, George Harrison, Stuart Sutcliffe y Pete Best, y a la que se incorporaría Ringo Star tras el abandono de los dos últimos, encontró la muerte a manos de un admirador obsesionado y enloquecido.
La inmensa mayoría de las canciones de la mítica banda llevan su inconfundible huella como autor de las mismas.
Sirvan estos videos de dos de sus canciones más emblemáticas, como homenaje imperecedero.

lunes, 6 de diciembre de 2010

¿Qué fue del "consenso" constitucional?

"La gran mayoría de las fuerzas políticas, todas las democráticas, y la mayoría de los ciudadanos en el referendum del 6 de diciembre de 1978, aprobaron el contenido de la Constitución y eso obliga y supone una gran responsabilidad. Un esfuerzo pedagógico y de explicación debe llevar la Constitución hasta el último rincón de España. La historia de nuestro pueblo ha sido tantas veces historia de violencia y de opresión que la esperanza de la libertad debe comunicarse y eso es lo que supone la COnstitución para nosotros. Llega en un momento de crisis económica y de dificultades, y también em circunstancias duras después de la dictadura que ha dejado heridas sin fin. Unos fanáticos armados de dogmatismo radical quieren también imponer sus tesis por la violencia y la construcción del Estado de las Autonomías, imprescindible para superar pasados errores e integrar libremente a todos los pueblos de España en esa comunidad entrañable que es nuestro país, produce tensiones centrífugas e incomprensiones desde ambos extremos. Sin embrago, me parece que la Constitución de 1978, que que no es la panacea que va a acabar de la noche a la mañana con todos esos problemas, es la vía pacífica integradora y racional que va a permitir aboirdarlos sin rupturas. La libertad es el único campo abonado para el desarrollo integral de la personalidad y en nuestro país sus defensores han sido mucho tiempo perseguidos y marginados. Hoy tenemos uan ocasión que no debemos desperdiciar porque por primera vez una Constitución es de todos y no es un trágala de unos contra otros. Pero todavía hay mucha cerrazón, mucha intolerancia, todavía hay muchos hombres cuya mentalidad no ha siso manchada por el pensamiento y es necesaria toda la buena fe y toda la esperanza de la que seamos capaces para transmitir el mensaje de paz y convivencia que la Constitución supone. La libertad no es posible sin conocimiento y sin comprensión de las bases de la convivencia.
Por eso todos los dictadores cuentan con la ignorancia para mantener al pueblo esclavo. Se desprecia lo que se ignora."

El texto pertenece al prólogo de un estudio sobre la Constitución Española de 1978, escrito y publicado por Gregorio Peces-Barba, representante del PSOE en la ponencia que la elaboró.
Publicado en 1981, conserva hoy, 29 años después, toda su vigencia, y es por ello que he querido reproducirlo en este 32 aniversario de nuestra "ley de leyes".

¿Qué ha sido de ese espíritu? ¿Se imaginan Vds. al partido gobernante y a todos los de la oposición consensuando la salida de la crisis económica?

La Constitución se elaboró a lo largo del año 1978 y fue el fruto del consenso y el esfuerzo de una serie de personalidades políticas a los que debemos recordar: Gabriel Cisneros Laborda, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y José Pedro Pérez Llorca, por Unión de Centro Democrático (UCD); Manuel Fraga Iribarne, por Alianza Popular (AP); Gregorio Peces- Barba, por el PSOE; Jordi Solé Tura, por el Partido Comunista de España (PCE); y Miquel Roca Junyent, por Convergençia i Unió (CiU). A estos ponentes constitucionales, habríoa que añadir en justicia, además de por supuesto a Adolfo Suarez y Felipe González, a dos personas que en la sombra y en la trastienda, resolvieron y desatascaron, siempre que fue necesario, los trabajos constitucionales: el entoces vipresidente del gobierno, Fernando Abril Martorell de UCD, y Alfonso Guerra del PSOE.

¿Dónde están los políticos equivalentes de ahora? ¿Existen? Si no existen, habría que inventarlos.
La sociedad española actual, se parece muy poco a la de entonces, por mucho que determinados voceros y comentaristas de la cloaca se empeñen en lo contrario. Ni política, ni social, ni económicamente, tenemos mucho que ver con aquellos días. Estamos infínitamente mejor. ¿Por qué no es capaz nuestra clase política de buscar soluciones consensuadas?

Por desgracia para España, es inimaginable ver a los Montoro, González-Pons, Cospedal, Saez de Santamaría y demás representantes del PP, sentados a uno mesa negociando con Rubalcaba, Alonso, Mas, etc.

¡Así nos va!

A pesar de todo
 ¡FELICIDADES!. y que cumplas muchos más.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Cataluña: ¿y ahora qué?

El filósofo francés de origen argelino, Sami Naïr, escribe un enjundioso artículo en EL PAÍS de hoy con el título "Cataluña, inmigrantes y populismo" en el que hace un interesante análisis sobre el resultado de las recientes elecciones al Palament.

Comos siempre me pasa con  Naïr, comparto casi todo el contenido del citado artículo, pero me gustaría, además de recomendar su lectura, destacar alguna de sus refelxiones.

"Ganaron los que hicieron de las políticas de identidades una receta electoralista, perdieron los que no supieron hacer de lo social un proyecto."

Ganó CiU; perdió el PSC-PSOE.

"No se cuestiona aquí la identidad nacional catalana: pero si la nación tiene su legitimidad, el nacionalismo como ideología es ni más ni menos que su perversión. Porque la nación puede existir sin nacionalismo, cuando es una verdadera nación, o sea cuando es integradora de lo diferente."

Si todo el mundo entendiera este concepto de forma correcta, las identidades nacionales se construirían integrando, y no excluyendo.

"La obsesión compulsiva del origen del otro se ha vuelto un reflejo instintivo porque se ha "esencializado" la propia identidad de los naturales de la comunidad de acogida."

"Se conocen las razones racionales del auge nacionalista en las elecciones catalanas: el rechazo del Tribunal Constitucional al Estatuto, la incapacidad de los socialistas catalanes de ofrecer un nuevo proyecto creíble, la demagogia experimentada en Cataluña para fomentar un supernacionalismo español echando el muerto a los inmigrantes, los problemas socioeconómicos planteados por la crisis, la dificultad de relacionar, en el mundo vivido, los rasgos culturales identitarios de los inmigrantes con el tejido humano catalán, y seguramente otras mil razones."


El otro me quiere imponer su cultura y sus costumbres (que por cierto en la mayoría de los casos desconocemos profundamente y si las conocemos es a través de estereotipos y prejuicios); el otro me quita el trabajo; el otro se aprovecha de nuestro sistema de protección social y lo colapsa; etc. .......

"No será fácil reorientar este giro. Las grandes fuerzas políticas intentaron contener la radicalización de las pasiones identitarias, pero el hecho es que, en adelante, se ha legitimado plantear la cuestión de la inmigración desde la perspectiva estrictamente identitaria. En otros países europeos hemos visto adonde lleva el plantear la inmigración desde esta perspectiva. En Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Grecia se están levantando movimientos racistas de exclusión a los extranjeros. Los ingredientes son los mismos: una concepción esencialista de la nación y unos enemigos designados a partir de sus rasgos identitarios: color de piel, culturas, religiones."

El que siembra viento, recoge tempestades. De estos polvos, vinieron estos lodos........ Luego nos lamentaremos de las situaciones límite que, en muchos de los casos, terminan generando violencia.
"Ante esto no hay otro remedio que desacralizar, no relativizar, la identidad particular en la formación de la identidad común, y hacer de la política de ciudadanía el complemento imprescindible del respeto a la legítima identidad de cada uno."

Lo dicho, recomiendo a todos su atenta lectura, pero sobre todo a los y las dirigentes socialistas, de Cataluña y, por supuestos, de España. Y sacar conclusiones se conviertan en verdadera acción política.

Nota.- Las negritas en el texto original de Sami Naïr son mías.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Estamos educando

Mi admirado Miguel Ángel Santos Guerra en su blog “El Adarve” me ha recordado la siguiente “historia”:
Se estaba construyendo la catedral de Chartres. Los obreros trabajaban afanosamente en las tareas de la costosa y lenta edificación. Un buen día pasó por allí un viandante que se detuvo para observar las obras. El día era en extremo caluroso y, bajo aquel sol de justicia, los obreros trabajaban sudorosos y extenuados. El viandante se dirigió a uno de los trabajadores que, maldiciente y, con el rostro contraído por el esfuerzo y la acritud, levantaba una piedra enorme.
- ¿Qué está haciendo, buen hombre?, preguntó el viajero.
- Ya lo ve, levantando esta enorme piedra. Con este sol abrasador el trabajo resulta insoportable. Esto no hay quien lo aguante. Un día tras otro. Un mes tras otro. Un año tras otro. Unos días, como éste, con calor, otros con lluvia, muchos con frío. Maldito el día en que me contrataron para este trabajo.
El viandante camina unos pasos y se dirige a otro trabajador que, después de golpear una enorme piedra con el pico, está levantando con gran esfuerzo para colocarla sobre otra.
- ¿Qué hace usted, buen hombre?, pregunta al esforzado trabajador.
Molesto por la mirada del visitante y malhumorado por el terrible esfuerzo que acaba de realizar, contesta mientras se seca el sudor
- ¿Es que no lo ve? Estoy levantando este interminable muro que, si Dios no lo remedia, acabará conmigo.
El viandante avanza un poco más y se encuentra a un tercer trabajador que está realizando una tarea similar a la de los dos anteriores. Está levantando una enorme piedra para colocarla en el lugar adecuado.
- ¿Qué está haciendo usted, buen hombre?, pregunta por tercera vez el viandante.
El trabajador, sonriente y orgulloso, contesta de manera entusiasta
- Estoy construyendo una catedral.

En estos días que andamos los docentes con las evaluaciones de nuestros alumnos y alumnas, recordar esta historia puede ser muy aconsejable.

En las a veces largas y, según algunos, tediosas sesiones de evaluación estoy cansado de oír expresiones de desánimo, resignación y amargura. Que si Pepito es insoportable; que si a los de 1º A no hay quien los aguante; que si los alumnos son cada día más intratables; que si no tienen educación ni respeto; que si hemos perdido la autoridad; que si no tienen interés por aprender; que si los padres nos quitan continuamente la razón delante de sus hijos; etc.
Este tipo de expresiones tienen todas ellas un elemento común: son externas a nuestra labor docente. Es decir, la culpa es de “los otros”.
Si todos los profesores tuviéramos claro que “estamos construyendo catedrales”, en vez de lamentarnos de lo que cuesta "colocar cada piedra”, o de lo dura y difícil que es nuestra tarea, o de lo incomprendidos que somos, seguramente los haríamos mucho mejor.
De lo que no me cabe la menor duda, es que seríamos más felices, y esa felicidad se reflejaría en nuestras clases.
Los alumnos tienen un especial olfato para detectar nuestros estados de ánimo, y son muy capaces de distinguir al “profe” que va a sufrir a las clases y que las considera como un castigo que hay que pasar cuanto antes, del que afronta cada nueva sesión como una tarea gratificante y que, incluso, parece que disfruta con ella.
Así que, apliquémonos el cuento: construyamos catedrales y no nos limitemos a colocar piedras.

martes, 30 de noviembre de 2010

Dos añitos

Tal día como hoy, hace exactamente dos años, nacía este blog.
Nunca pensé que llegaría hasta aquí.
Gracias a todos por compartirlo y por aportar vuestros comentarios.
Todos los comentarios que se han hecho, han sido publicados.
Espero seguir contando con vuestro apoyo y seguimiento
¡GRACIAS!

lunes, 22 de noviembre de 2010

Y los municipios, ¿qué?

Hace unos días publicaba Elisa Docio en su blog un post que bajo el título de ¿Sobran las diputaciones?, se planteaba la procedencia o no de si, con el diseño del estado de las autonomías, era procedente o no mantener estas instituciones.
Hoy en EL PAÍS, José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo y comisionado de la Comisión de Juristas de Ginebra, publica un artículo de opinión, "Las ocho mil Españas", que incide en el problema de la multiplicidad de administraciones, pero desde la perspectiva del abrumador número de municipios que existen en este país: 8112, de los que 2248 están en Castilla y León. Es decir que el 27,71% de los municipios de España, pertenecen a nuestra comunidad autónoma.
Dice en su artículo Martín Pallín:

"Los expertos en Derecho Administrativo señalan que nos enfrentamos a una realidad absolutamente irracional, ineficaz y costosa. No alcanzo a comprender cómo se puede hacer ostentación del rechazo a los signos identitarios de las nacionalidades y, al mismo tiempo, considerar intocables sus fragmentados territorios municipales. La consecuencia lógica es que el bienestar está insatisfactoriamente cubierto por entidades municipales atomizadas y con arcas paupérrimas, que frustran la gestión racional del territorio y el bien vivir de sus habitantes."


Si esto es así para todo el territorio nacional, ¡qué decir de Castilla y León! Veamos solamente algunos datos significativos. (INE censo de 01/01/2009)
En primer lugar habría que aclarar, para mayor gravedad del problema, que al hablar de 2248 municipios, me refiero a "municipios" y no a "entidades de población" que serían muchísmas más.
Vamos con los datos:
España tiene, según el censo citado, 46.745.807 habitantes, y Castilla y León 2.563.521, es decir que en nuestra comunidad viven el 5,48% de los habitantes de este país. Si tenemos en cuenta que la superficie de esta comunidad es de 94.146 km2, y la de España 504.645 km2, podemos afirmar que en el 16,66% del territorio, están ubicados el 27,71% de los municipios y vive solamente el 5,48% de la población.

Si estos porcentajes son desproporcionados, veamos algunos más. En los 15 municipios de Castilla y León que superan los 20.000 habitantes, viven 1.322.996 ciudadanos, es decir el 51,6% de nuestra población, viviendo el resto, el 48,4%, en los restantes municipios. ¡1.240.525 habitantes en 2.233 municipios! Es decir, 556 habitantes por municipio.
Pero es que para mayor complejidad del asunto, de esos 2233 municipios, solamente 251 tienen entre 1.000 y 20.000 habitantes, 277 están en el tramo de 501 a 1000, 1154 de ellos entre 101 y 500, y 551 municipios tienen ¡menos de 100 habitantes!

"Cuando se plantea la necesidad, más acuciante en tiempos de crisis, de agrupar municipios para mejorar sus prestaciones, no entiendo a los dirigentes políticos que declaran públicamente que plantear la supresión de municipios "es ofender a los ciudadanos y crear problemas". Admito que la tarea es problemática, pero de ninguna manera puede constituir una ofensa para los ciudadanos afectados. Otros políticos despachan la cuestión acudiendo a metáforas inmovilistas demasiado manidas: sería abrir un melón de consecuencias imprevisibles."

Podemos hacernos una idea más próxima con la situación de la provincia de Palencia. Entre la capital y los 10 municipios que superan los 2.000 habitantes, suman un total de 122.553, un 70,37% del total provincial. Es decir, que el resto de habitantes de la provincia, 51.590 vecinos, viven repartidos en los 180 municipios menores de 2000 habitantes. Una media de 286 habitantes/municipio. Media que tampoco es real si tenemos en cuenta que 54 municipios palentinos tienen menos de 100 habitantes.

¿Es posible mantener esta organización territorial y hacerla compatible con una buena prestación de los servicos básico? ¿Existen en la Unión Europea otros modelos de organización municipal?
Ahora bien, ¿quién le pone el cascabel al gato?

sábado, 20 de noviembre de 2010

Han pasado 35 años



Y el dictador, murió en la cama. Menos mal que lo que dejó "atado y bien atado" no lo estaba tanto, que si no, apñados habíamos ido.
Seguro que algún nostálgico, aun se lamenta.
"Descanse en paz", la misma en que nos dejó a nosotros.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Palencia y el ferrocarril: todo o nada

Este pasado verano, me encontré, después de muchos años sin vernos, con una pareja de compañeros de oposición que acababan de jubilarse. Durante la conversación salió a relucir su ilusión, que desde jóvenes habían mantenido, de vivir en una casa enorme y lujosa en la calle Mayor de Palencia. Aún no se había cumplido, y continuaban viviendo en la vieja casa heredada de los padres de uno de ellos. Una casa que en los tiempos en que se instalaron en ella, mediados los años 70, tenía un aspecto aceptable, pero que, con el paso de los años y a pesar de los muchos arreglos y chapuzas que habían acometido a lo largo de los mismos, está cada vez en peores condiciones. Pero ellos, a pesar de haber tenido diversas oportunidades para cambiarse a una mejor, seguían viviendo en ella. Me comentaron que incluso, en los años ochenta, desaprovecharon un plan de reforma interior que se desarrolló en su zona para acometer una reforma integral de la misma, todo en aras de su ilusión juvenil: vivir en una gran casa de la calle Mayor.

Ahora, ya jubilados y con los hijos viviendo en sus respectivos hogares, ellos siguen en la casa heredada, cada día en peores condiciones a pesar de gastarse cada año sus buenos euros en reparaciones. Y la “casa ideal” tan lejana como siempre pues, a pesar de que su capacidad financiera no es mala, los más de 450.000 € que piden hoy por ella siguen siendo imposibles para su particular economía. Seguirán pues, casi con total seguridad hasta que se mueran, viviendo en una casa que no reúne las condiciones adecuadas y que, a medida que transcurra el tiempo, se irá deteriorando más y más.
¿Les parece absurdo? Esa actitud de “todo o nada” les ha llevado a pasar toda su vida en una vivienda deficiente e incómoda.
¡Pues no les parezca tan absurdo! Ochenta mil palentinos, encabezados por los dirigentes municipales de los tres partidos políticos que hemos elegido, estamos manteniendo la misma postura absurda respecto a la integración del ferrocarril a su paso por la capital: todo o nada.
Mientras esperamos que alguien ponga sobre la mesa ¡más de 450 millones de euros! para integrar el ferrocarril mediante el soterramiento, estamos gastando dinero en chapuzas, y manteniendo los bordes de la línea ferroviaria cada día más deteriorados. Con una estación a la que en breve llegará el tren de alta velocidad y en la que es imposible aparcar, e incluso difícil acceder, casi todos los días a las horas de llegadas y salidas de trenes; con unos cuantos miles de metros cuadrados de terrenos propiedad de ADIF, convertidos en estercoleros y totalmente abandonados.
¿Qué tal si nos ponemos manos a la obra y, dejando de lado el “todo o nada”, resolvemos algunos problemas menores?
Algún paso en esa dirección se ha dado. Hace unos días el ministro José Blanco puso una fecha tope, abril de 2011, para resolver el “cul-de-sac” de la estación, con aparcamiento incluido.
¿Por qué no seguimos en esa línea? El Ayuntamiento podría llegar a un acuerdo con ADIF y proceder al ajardinamiento de los miles de metros cuadrados que bordean las vías. Desde el parque de la Carcavilla hasta el nuevo aparcamiento, en la zona trasera de la estación de autobuses; toda la zona que rodea la pasarela de Villalobón y la antigua estación de pequeña velocidad, con el aparcamiento que ahora funciona en ese lugar; aprovechar la ocasión de la necesaria remodelación de la estación para adaptarla a la alta velocidad, y para estudiar la posibilidad de crear un acceso a la misma desde el paseo de Victorio Macho; o proceder a la construcción de nuevos pasos peatonales desde las calles Jacinto Benavente y/o Juan Ramón Jiménez, etc.
Estoy seguro que ese tipo de actuaciones, asequibles económicamente para cualquier administración a pesar de la crisis, ayudaría a una integración, aunque sea “transitoria” del ferrocarril en nuestra ciudad.
En caso contrario, y si los dirigentes políticos siguen empeñados en el “todo o nada”, es más que posible que varias generaciones de palentinos nos jubilemos o fallezcamos, sin haber visto cumplida nuestra ilusión de la integración del ferrocarril.
Y, por supuesto, si algún día existe la posibilidad de cumplir nuestro sueño, habría mucho que hablar y discutir sobre quién y cómo lo debe pagar. ¿El Ayuntamiento de Palencia, es decir “todos” los palentinos? ¿ADIF que ya en el año 1955, entonces con el nombre de RENFE, se negó a plantearse el desvío que le solicitó el Ayuntamiento? ¿Las personas y/o empresas que vieron o verán incrementar su patrimonio al revalorizarse los inmuebles?
La crisis va para la largo por lo que las arcas públicas van a tardar tiempo en estar boyantes, y la “sostenibilidad” de una ciudad también se demuestra haciendo un uso responsable y adecuado de los escasos recurso de los que disponemos.

Publicado en "El Norte de Castilla". Edición Palencia
15.11.2010

martes, 9 de noviembre de 2010

¿Hasta cuándo?

El filósofo y escritor Fernando Savater hace un interesante análisis en el diario EL PAÍS en relación con el papel desempeñado por nuestros dirigentes políticos durante la reciente visita a España de Benedicto XVI.
Desde mi punto de vista, su lectura es, como otras muchas de Savater, cuando menos interesante y bastante clarificadora, por lo que la recomiendo encarecidamente.
En esta entrada de mi blog, voy a limitarme a resaltar y comentar algunos de sus párrafos.

“nuestras autoridades renunciaron al laicismo democrático para no pasar por anticlericales y ahora se ven sin dignidad laica y encima tachadas de anticlericales por el beneficiario de su abandono de los principios.”

A pesar de las reiteradas acusaciones de “laicista” que recibe desde diversos frentes el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, esta renuncia al “laicismo democrático”, es evidente y manifiesta. Nuestros gobernantes parecen ignorar que el “laicismo” es la única garantía de la libertad de creencias. En una sociedad verdaderamente laica, en la que los poderes públicos se mantengan al margen de cualquier confesión o creencia, es en el único escenario en el que cada ciudadano será libre de creer y practicar las suyas propias, sin injerencias ni favoritismos. Por el contrario, cuanto más confesional sea un estado, menos libertad religiosa existirá en el mismo.

“Por si fuera poco, el Papa merece los máximos honores porque se trata nada menos que de un jefe de Estado. ¡Y menudo Estado, a fe mía! El único de la Europa actual que abiertamente no respeta quisquillosos derechos humanos como la libertad religiosa, la igualdad de sexo para optar a cargos públicos y otras menudencias democráticas semejantes. Es un Estado tan original y único en su género, prueba de la especial protección divina que lo ampara, que se parece mucho más a las teocracias de otros lugares del mundo que a los impíos regímenes laicos que le rodean. El Vaticano es una especie de Arabia Saudí pero decorada por Miguel Ángel y Rafael, lo cual es una gran mejoría estética, aunque en cambio representa poco avance político.”

Efectivamente, en el supuesto Estado Vaticano, tenemos el mejor ejemplo: estado confesional, es igual a ausencia de libertad religiosa. ¡Y se atreve a darnos clases de democracia el jefe de estado más antidemocrático que existe! A Él no solo no lo elige el pueblo, sino que lo elige “directamente” Dios, eso sí, por mediación de los “Príncipes de la Iglesia” (cardenales), que han sido a su vez, elegidos digitalmente (es decir a “dedo”) por el anterior o anteriores Jefes del estado. ¡Magistral!

“Por eso [Benedicto XVI] puede establecer con especial autoridad la relación entre verdad y libertad. Porque la verdad no es una función que se alcanza a través de la razón que observa, experimenta y deduce, sino la revelación que llega por la boca del que habla desde la infalibilidad. ¡Abajo el relativismo, escuchemos al Absoluto!”

Él es el intérprete único de la Verdad. Así ha sido durante siglos, y cuando alguien ha osado discutirles alguno de sus asertos, incluso sobre asuntos y temas que nada tienen que ver con la religión, se declaran infalibles, y punto. Así, a lo largo de los siglos, ha sido VERDAD: que la Tierra estaba en el centro del Universo; que la mujer no tenía alma; que las vacunas eran un atentado a la voluntad de Dios; que la teoría de la evolución es falsa; que el sistema circulatorio del hombre era sencillo y no doble; etc.

Termina Savater su análisis con un párrafo que no precisa comentarios y que comparto de principio a fin:

“De modo que parece llegado el momento de, sin ofender a los católicos, no agraviar tampoco a quienes no lo somos y a quienes siéndolo comparten con nosotros el deseo de un Estado realmente laico, en el que la religión o la falta de ella sean un derecho de cada cual pero no una obligación de nadie... y mucho menos de las instituciones que son de todos y para todos.
Por eso, es necesaria y urgente una ley de libertad religiosa a la altura de nuestra realidad social y del siglo en que vivimos. Para que los creyentes puedan ejercer a título personal su religión al modo que prefieran, siempre que no conculquen las leyes civiles... y, sobre todo, para que los no creyentes o los que creemos otras cosas no tengamos forzosamente que sentirnos avasallados por la fe de nadie.”

Leer todo el artículo en EL PAÍS

domingo, 7 de noviembre de 2010

Benedicto XVI y la historia de España

Aunque me había propuesto firmemente no escribir más sobre la visita de Benedicto XVI a España, sus palabras a los periodistas que le acompañaban en el avión que le traía a nuestro país, me han hecho abjurar de mi propósito.

Como cuestión previa al análisis de esas palabras pronunciadas por el Papa de Roma en un ambiente relajado y sin protocolos, quiero dejar claras varias cuestiones.
Primera. Benedicto XVI, tanto como Jefe de un supuesto Estado, como líder de una confesión religiosa muy arraigada en España, tiene todo el derecho del mundo a visitar nuestro país y a dirigirse cómo y cuándo quiera a sus seguidores.
Segunda. El mismo derecho tienen todas aquellas personas que no les gusta su presencia, a manifestarlo cómo y cuándo quieran.
Tercera. Exceptuando los gastos lógicos de seguridad y orden público que, como en cualquier otra visita de estado, es lógico que corran por cuanta de las administraciones anfitrionas, el resto de los gastos ocasionados por esta visita deberían ser por cuenta de la Iglesia Católica. Cosa del todo imposible en nuestro país dado que dicha confesión religiosa depende para su funcionamiento de las subvenciones directas del estado español.

Hechas estas apreciaciones previas, pasemos al objeto de este artículo: las palabras de Benedicto XVI.

Sin papeles ni corsés diplomáticos, hablando muy rápido, en italiano y de forma espontánea, el Papa explicó que el "problema del secularismo y la laicidad del mundo occidental" tiene en España uno de sus epicentros. Ratzinger opinó que hay un "desencuentro", un choque, e ilustró la situación con una explicación histórica: "España siempre fue un país generador de fe", dijo, "el renacimiento del catolicismo en la época moderna se produce sobre todo gracias a España, donde figuras como San Ignacio, Santa Teresa o San Juan de la Cruz dan forma a la fisionomía del catolicismo moderno. Pero es también verdad que en España nació una laicidad, un secularismo fuerte y agresivo, como vimos en los años treinta". Y concluyó: "Esa disputa, o mejor este choque entre fe y modernidad, ambas muy vivaces, tiene lugar de nuevo hoy en España".
EL PAÍS. 07.11.2010

¿Puede una persona que se supone culta y que dice representar y dirigir a una comunidad de fieles formada por cientos de millones de personas en todo el mundo, creer de verdad semejante barbaridad?
¿Puede el pretendido “Jefe de Estado” de un país, insultar de esa forma a la inteligencia de los ciudadanos del país que visita y que le acoge?
Solamente se me ocurren tres justificaciones para esas palabras, y todas son terribles:
  1. le engañan sus informantes, se supone que los integrantes de la Conferencia Episcopal Española y/o sus colaboradores directos en el Vaticano,
  2. si estos le dicen la verdad, no la entiende, o
  3. le informan la verdad, lo entiende correctamente y miente.

Como digo, las tres justificaciones de sus palabras son terribles: o mienten los informantes, o el Papa es un ignorante, o Benedicto XVI es un mentiroso.

¡Tres terribles perspectivas!

sábado, 6 de noviembre de 2010

Contrastes de escándalo


Cáritas. 28 de octubre de 2008
A pesar del proceso de crecimiento económico sostenido que se ha registrado en España en la última década, los índices de desigualdad y de pobreza apenas se han reducido. No sólo eso, sino que sus niveles se han mantenido constantes a lo largo de todo el período, a espaldas del proceso de extraordinaria generación de riqueza al que hemos asistido en los últimos años. Esta es una de las principales constataciones del VI Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España 2008 que se ha presentado esta mañana en Madrid y en el que se hace una radiografía de la realidad social de nuestro país entre 1994 y 2007.
La pobreza afecta a la quinta parte de los hogares españoles
“Se ha consolidado en la estructura social una pobreza severa que se encuentra sin variación entre un 3 y un 4 % de la población, lo que supone un déficit estructural de distribución a los sectores más vulnerables de la sociedad de los bienes y servicios necesarios para garantizar el pleno ejercicio de los derechos sociales”. Este ha sido el mensaje de alerta lanzado por Silverio Agea, director ejecutivo de la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada) y secretario general de Cáritas Española en la rueda de presentación del citado Informe.
Sus datos no tienen vuelta de hoja: la pobreza sigue afectando a una quinta parte de los hogares españoles y en la estructura social española permanece enquistado, además, un segmento de pobreza extrema que afectaría a entre un 2,6 y un 4% de la población.
A lo largo de más de 800 páginas, el VI Informe FOESSA hace un preocupante diagnóstico de la situación social actual al señalar que la precariedad alcanza a una amplia capa social, que la exclusión social es una realidad constatada en más de un 17% de los hogares españoles, y que las situaciones de exclusión severa afectan a un 5.3% de los hogares

La Vanguardia. 06.11.2010

Un chárter de obispos seguirá al vuelo papal
Poco después de que a las 19.15 horas del sábado 6 de noviembre despegue del aeropuerto de Santiago el avión de Iberia que llevará al Papa y a su séquito a Barcelona, un vuelo chárter fletado por la Conferencia Episcopal Española transportará de la capital gallega a la catalana a todos los obispos del país que quieran embarcar. Motivo: el único vuelo regular entre Santiago y Barcelona ese día es a las tres de la tarde, lo cual hace imposible asistir a las celebraciones en las dos ciudades. En Barcelona, los prelados se alojarán posiblemente en el hotel Colón, muy cercano al palacio arzobispal, donde el domingo almorzarán con el Pontífice y los cardenales presentes. Hay cierto malestar entre los obispos porque la comida con el Papa el sábado en el arzobispado compostelano será sólo para el séquito, los cardenales y el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal. Se aduce para ello la estrechez de espacio.

El lector puede seguir buscando y encontrará otros cuantos.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Los estrategas del voto

Los estrategas del voto creen que enfrentarse a la Iglesia cuesta dos millones de votos”


En relación con la visita de Benedicto XVI a España, Juan G. Bedoya escribe un análisis en EL PAÍS con el título de “Lunas de hiel”, y del que está sacada la frase que inicia esta entrada.
¿Será verdad lo que piensan los “estrategas”, se supone que del PSOE y/o del Gobierno?
En primer lugar veamos que se entiende por “enfrentarse a la Iglesia”, y posteriormente analizaremos si es cierto o no que ese “enfrentamiento” cuesta algún voto.

¿Alguien, en su sano juicio, puede entender como “enfrentamiento” el que se retire de los espacios públicos “cualquier símbolo de cualquier religión”, en un estado aconfesional?
¿Podemos entender que nos “enfrentamos” a la Iglesia católica si de una vez por todas se saca de la escuela pública cualquier tipo de “adoctrinamiento” en cualquier religión?
El Gobierno de España, ¿se “enfrentaría” a la Iglesia católica si, tal y como han recomendado los organismos europeos competentes en la materia, exigiera a esta institución el pago de impuestos (IBI, IVA,…), al igual que hace con cualquier persona física o jurídica de este país?
En un país en crisis, en el que se ha modificado la legislación laboral para “dar más flexibilidad en la contratación” de los mismo de siempre, y en el que las administraciones públicas han rebajado “manu militari” el sueldo a sus trabajadores, ¿se podría considerar un “enfrentamiento” con la jerarquía católica el que se retirara totalmente la financiación que el Estado la concede con el dinero de todos, católicos o no, o que al menos se le rebajara la subvención en la misma cuantía que los sueldos de los funcionarios y trabajadores públicos?
¿Es posible considerar un “enfrentamiento” el que el gobierno, cumpliendo el mandato constitucional, legisle sobre libertad religiosa?
Ampliar los derechos civiles de muchos ciudadanos y ciudadanas con una determinada orientación sexual y permitirlos que se casen y formen su propia familia, ¿puede ser considerado un “enfrentamiento”? ¿Y promulgar una legislación sobre el aborto, similar a la de nuestro entorno cultural y político? ¿Y potenciar la educación para la ciudadanía y los Derechos Humanos? ¿Y educar a nuestros jóvenes en una sexualidad sana y responsable?

Si estos temas son la “causa del enfrentamiento” con la Iglesia, ¡que venga Dios y lo vea!, y nunca mejor dicho. Personalmente pienso que estas cuestiones no pueden ser consideradas como “enfrentamiento” con la Iglesia, o al menos con los verdaderos “miembros” de la Iglesia; aunque puede que sí lo sea, con algunos miembros de la “jerarquía” de esa Iglesia.

Dicho lo anterior, analicemos la segunda cuestión: este “enfrentamiento”, ¿costaría al PSOE dos millones de votos?

En mi opinión, ¡NO! Es más, lo que le puede costar muchísimos votos es no hacer nada en el sentido de profundizar en una sociedad aconfesional y laica, en la que los criterios éticos no sean los establecidos por “ninguna confesión religiosa” ya que precisamente ese laicismo es la mejor garantía de libertad religiosa y de conciencia.

No hacer nada en ese sentido es lo que puede hacer que muchos ciudadanos y ciudadanas se queden en casa el día de las elecciones.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Competencias básicas?

Forges. EL PAÍS 02-11-2010
 ¿Se arreglarán estas situaciones cuando en educación se programe por "competencias básicas"?

domingo, 31 de octubre de 2010

Envidia

La primera parte de este otoñal, lluvioso y largo fin de semana, un grupo de amigos lo hemos pasado en la casa que uno de ellos tiene en San Juan de Redondo, en plena Montaña Palentina.
Además de gozar de nuestra mutua compañía, y ante lo poco que la lluvia nos ha dejado disfrutar del paisaje, hemos dedicado buena parte del tiempo a dos de las actividades que, además de otras dos o tres, y en mi opinión, más satisfacciones producen a los seres humanos: la buena comida y la buena conversación.
Entre unas extraordinarias sopas de ajo, una ensalada tibia de bonito de Santoña y pimientos de Torquemada, en su día embotados por nosotros mismos, y una magnífica paella, han caído varias partidas de mus, unas botellas de excelente rioja y largas y “enjundiosas” tertulias.
En una de esas charlas salió a colación el tema de la “envidia”, tanto la sana como la insana, y cada uno de nosotros fuimos expresando cuáles eran las cosas, tanto espirituales como materiales, que despertaban en nosotros este sentimiento, tan consustancialmente unido a la infelicidad.
A mí personalmente me produce una gran envidia el ver escritas y publicadas por otros, sobre todo si están bien expresadas y escritas, aquellas cosas que yo pienso y que muchas veces he expresado oralmente, pero no he sido capaz de escribir.
Cuando esta mañana he leído el artículo que Javier Marías publica en EL PAÍS SEMANAL, no he podido por menos que recordar uno de los objetos que me producen “envidia”.
¡Qué bien expresa lo que pienso!
El artículo se titula “Cosas de la crisis que no entiendo” y en el mismo, en siete densos e interesantes apartados, analiza sendas actitudes totalmente inexplicables en los tiempos de crisis que estamos viviendo:
  • los despidos de trabajadores bajo la cobertura de la “crisis” en empresas que no la están padeciendo;
  • las cínicas consignas de determinados popes de la economía del tipo “hay que trabajar más y cobrar menos”;
  • las obscenas posturas de algunos millonarios que quieren hacernos creer que ellos son los más perjudicados por la crisis;
  • la falacia de adjudicar toda la responsabilidad de esta situación a Zapatero;
  • el despilfarro en fiestas y “saraos” de la mayoría de ayuntamientos de este país;
  • el uso y abuso de coches oficiales y otras prebendas como teléfonos móviles entre los políticos y politiquillos de muchas administraciones.

Lo dicho: ¡Qué envidia!

Leer todo el artículo


Miguel Hernández hubiera cumplido 100 años

El 30 de octubre de 1910, nació en Orihuela, Miguel Hernández Gilabert. El 28 de marzo de 1942, murió en Alicante, víctima de la enfermedad y de la intolerancia política y religiosa, en definitiva, víctima del fascismo.
Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.
Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.
Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.
Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.
(Miguel Harnández. Como el toro he nacido para el luto. El rayo que no cesa. Madrid 1936)

domingo, 24 de octubre de 2010

Vomitivo

He querido dejar pasar unos días antes de ponerme a opinar sobre las reacciones que se han producido tras el cambio de gobierno realizado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Y lo he hecho para no “escribir en caliente” y no arriesgarme a caer en lo mismo que quiero criticar.
Lo primero que me ha llamado la atención, es la casi total ausencia de argumentos políticos a la hora de analizar los cambios, tanto en los análisis que han resultado positivos, como, principalmente, en los negativos.
Entre los primeros, alguna opinión sobre que si serán mejores comunicadores, que si un ligero giro a la izquierda, o que un mejor posicionamiento ante los acontecimientos que es previsible que se produzcan en la situación respecto a los asesinos de ETA. Y poco más.
Pero lo verdaderamente “jugoso” se ha producido entre los “analistas” del lado político más conservador y casposos.
El “durmiente” D. Mariano, se ha desperezado ligeramente de su letargo para minusvalorar la importancia de los “marineros” frente a la del “capitán”, en el manejo del “barco”. Es decir para mostrar una vez más el plumero del rancio clasismo que sigue impregnando la genética de nuestra derecha patria: lo importante es el “jefe” y no los “obreros”, el “arquitecto” y no el “alicatador”, las “jerarquías” y no las “bases”, el “capital” y no el “trabajo”, etc.
El resto de los dirigentes del PP se han limitado a repetir como papagayos las consignas del jefe. Con la jugosa anécdota de la “pillada” que han sufrido la Sra. De Cospedal y el Sr. Arenas con otros líderes del PP que, hablando en privado y cuando creían que no eran escuchados, valoraron positivamente el nuevo gobierno, calificándolo de mayor peso político y con mejor imagen, para después, en público, seguir con la misma cantinela oficial del partido.
Pero la reacción que da lugar al título de esta opinión es la que ha manifestado el Sr. Alcalde de la ciudad de Valladolid, D. Francisco Javier León de la Riva. Este señor por llamarle algo, representante de la más aberrante y machista imagen del “ligón español reprimido bajito y peludo” de los años sesenta, además de alcalde de la querida ciudad vecina y capital de nuestra Comunidad Autónoma es, o ha sido, Jefe Clínico del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico Universitario; miembro de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Valladolid; Ex director de la Escuela Universitaria de Enfermería; miembro del Comité Ejecutivo Provincial del Partido Popular de Valladolid; miembro del Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular; y otros muchos cargos, además de ginecólogo de Doña Ana Botella y, según el mismo ha manifestado en múltiples ocasiones, un católico convencido y practicante (miembro del “Opus Dei”?).
De su ilustrada boca, educada en los mejores colegios católicos y ya acostumbrada a soltar improperios machistas y descalificadores, ha salido la siguiente perla, publicada “urbi et orbi” por Onda Cero: Leire Pajín es una “chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiera que vaya y que va a ser la alegría de la huerta“, “cada vez que la veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a contar aquí”(sic).
¡Vomitivo!
La frase se comenta por sí misma. Tras este desahogo verbal que, sin ninguna duda, saca a la luz pública lo que este señor piensa, el Sr. de la Riva y los dirigentes del PP nacional y regional, con algunas meritorias excepciones, sobre todo de mujeres, han despachado el asunto diciendo que “se ha arrepentido y disculpado”.
¡Maravilloso!
El gran chollo de los católicos: peco, me confieso y arrepiento, y ¡todo arreglado!

Si a estas “cualificadas y sesudas opiniones” le unimos algunas cosas oídas en las pseudotertulias de algunas cadenas de televisión y radio, es como para pensarse que ha hecho el género humano, sobre todo su parte masculina, durante los más de 400.000 años de evolución.

domingo, 10 de octubre de 2010

lunes, 27 de septiembre de 2010

Yo también voy a la huelga

Cuando el 20 de mayo pasado el gobierno recortó por decreto el sueldo de los funcionarios públicos, las centrales sindicales convocaron una huelga para el día 8 de junio.
Yo, a pesar de que el sindicato al que pertenezco era uno de los convocantes, no hice huelga, porque, con la que estaba cayendo al resto de los trabajadores, me parecía una huelga insolidaria.

En cambio, la huelga general del próximo miércoles día 29, si que la haré.


"Porque no quiero que mis hijos vivan peor de lo que he vivido yo. Porque no es justo que los trabajadores paguen la cuenta de una crisis que ha enriquecido a sus responsables. Porque este Gobierno no ha reinstaurado el impuesto sobre el patrimonio, no ha gravado a las grandes fortunas, no ha incrementado el tipo impositivo de las Sicav, donde los más ricos invierten el dinero que les sobra para contribuir a los gastos del Estado con un mísero 1%, y a cambio, ha castigado a los más débiles con una reforma laboral inadmisible. Porque no se puede admitir que un empresario despida a sus empleados con cuatro días de antelación, solo porque "prevé" pérdidas para el próximo ejercicio, ahorrándose de paso más del 50% de la indemnización. Pero, además, porque la crisis está sirviendo para enmascarar un cambio de ciclo destinado a liquidar el Estado de bienestar. Porque si no hemos sido capaces de exportar nuestro progreso a los trabajadores de las grandes potencias emergentes, como China y la India, lo que nos espera es la importación de sus espantosas condiciones de trabajo. Porque Occidente ya ha recordado que esclavizando a la gente se gana mucho más dinero. Porque detrás de los recortes de derechos laborales, vendrán los de derechos civiles. Porque siempre habrá una agencia calificadora, o un premio Nobel, que proclame que los retrocesos son imprescindibles para avanzar.
Y, sobre todo, porque digan lo que digan Zapatero, Salgado o el sursuncorda, los trabajadores somos el motor de la economía. Porque ni los bancos, ni las multinacionales, ni las grandes cadenas pueden subsistir sin nosotros. Porque si nosotros paramos, se para todo. Porque hemos heredado, junto con nuestros apellidos, la experiencia de que no existe otra manera de proteger nuestros derechos. Por todo eso, yo voy a la huelga general del 29 de septiembre."

El texto en cursiva, no es mio, es de Almudena Grandes en EL PAÍS de hoy 27-09-2010, y lo suscribo totalmente.
Por eso, ¡yo también voy!

martes, 21 de septiembre de 2010

La izquierda en Europa

El pasado domingo 12 de octubre, la izquierda europea sufrió un nuevo retroceso, esta vez en la tradicionalmente socialdemócrata Suecia. El mes de mayo pasado, los laboristas ingleses perdieron las elecciones generales en el Reino Unido. En los últimos años la izquierda ha salido de los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Holanda, ….
En estos momentos, solamente Portugal, Grecia, España, Austria y Eslovenia tienen gobiernos de izquierdas.

Aunque las situaciones de los distintos países son diferentes y, por tanto, las causas también lo pueden ser, lo cierto y verdad es que la izquierda pierde presencia social y respaldo electoral en todos los países de la Unión Europea.
En algunos casos, como en el Reino Unido, por el desgaste lógico después de más de 12 años gobernando. En otros, Francia, por las luchas internas y la falta de un claro liderazgo. En Italia, por una profunda crisis de identidad y definición de los programas y las ideas. Algo parecido ha sucedido en Alemania, en donde el SPD es superado por Los Verdes en los sondeos electorales.

(EL PAÍS 21-09-2010)

¿Qué está pasando en Europa?

Aunque parece una paradoja, da la sensación de que los ciudadanos tienen más fe en que nos sacarán mejor de la crisis económica las opciones políticas de derechas, que se alinean ideológicamente con los mismos que nos han metido en ella. ¡Tiene tela el asunto! Estamos poniendo a la zorra a vigilar el corral.
Si a esta paradoja le unimos el uso demagógico que de la xenofobia, fácil recurso en épocas de paro y crisis, están haciendo los grupos de la ultra derecha con la aquiescencia de los de derechas, tendremos parte de la explicación.
Pero en mi modesta opinión, también algo de culpa tienen los propios dirigentes de los partidos de la izquierda europea.
En lugar de buscar soluciones progresistas y de izquierdas a la crisis de un modelo económico basado en el principio ultra liberal de “cuanto menos estado y menos regulación mejor”, se han apuntado sin reservas a las mismas recetas liberales y a apuntalar el mismo modelo que nos ha llevado a este pozo.
Para ello han adoptado como objetivos prioritarios tres principios básicos del liberalismo económico: salvar el sistema bancario, liberalizar el mercado laboral y reducir lo máximo posible el déficit público, lo que conlleva de forma automática una bajada de la inversión pública y una disminución, lenta pero progresiva y sin freno, del gasto en educación, sanidad y restantes prestaciones sociales.
Es lógico pensar que los votantes europeos, ante la similitud de las medidas que se les proponen para salir de la crisis, todas de tinte bastante liberal, estén optando por votar a la derecha. Si las soluciones son de derechas, quienes mejor las llevarán a buen puerto son los partidos de derechas.
De confirmarse y consolidarse esta tendencia derechista, Europa se verá abocada a la destrucción del modelo de bienestar social que está vigente en la mayoría de los países desde la segunda guerra mundial. Peligran la sanidad y la educación pública de calidad y para todos. Están en grave peligro nuestro sistema de pensiones públicas, así como las prestaciones por desempleo y de las personas dependientes.
Si los ciudadanos europeos no reaccionamos a tiempo e invertimos la tendencia, en pocos años estaremos viviendo bajo un modelo económico y social basado en la desregulación del mercado y en el individualismo más salvaje, en el que el “sálvese quien pueda” será la consigna.

Hay que participar, movilizarse, gritar alto y claro, para que los dirigentes de la izquierda europea se den cuenta y corrijan los derroteros por los que nos están llevando.

Lo que de ninguna manera hay que hacer es votar a la derecha.

sábado, 11 de septiembre de 2010

No es una víctima más de la violencia machista

El pasado jueves día 9, la sinrazón de la violencia machista, se cobró otra víctima en Villoldo y esta vez muy cercana, la madre de tres ex alumnos del centro escolar donde trabajo, el IES Sem Tob de Carrión.
Nosotros, los educadores, tenemos mucho que hacer y que decir en este tema. Espero que lo hagamos y aportemos nuestra contribución a terminar con esta lacra social que me averguenza y nos denigra.

Al faltarme las palabras para expresar lo que siento, quiero reproducir aquí las de un compañero del centro que reflejan con total exactitud mi estado de ánimo.


"Caminaban por nuestros pasillos y aún tenían madre.
Pedían guarrerías en la cafetería, y aún tenían madre,
Saludaban o rehuían la mirada, y aún tenían madre,
aprobaban, suspendían, levantaban la mano, hacían deporte, protestaban… y aún la tenían.
Salían camino a Villoldo en autobús donde les esperaba una madre.

Poco importa ya si es un cobarde… o un loco… o un mal hombre,
De los que fueron (y siempre serán) nuestros alumnos nunca podremos decir “aún tienen madre”.
Nuestro abrazo sincero para ellos."
IES SEM TOB

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Las creencias personales y el servicio público

A menudo ocurre que las creencias personal, religiosas, políticas y de cualquier otro signo, interfieren en la actuación de los que son, por el cargo que ocupan, servidores públicos, es decir, servidores de "toda la sociedad", haciendo un flaco servicio al objetivo prioritario en toda sociedad democrática de separación entre creencias personales y el funcionamiento correcto de la sociedad, es decir, entre iglesia y estado.

Sobre este asunto, que en ocasiones adquiere dimensiones de hondo calado político, cuando los afectados ocupan gargos de especial relevancia en las instituciones del estado, el profesor de Bioética Pablo Simón, publica un interesante artículo en el diario EL PAÍS de hoy: "El aborto en España visto por un católico belga".

"Los mismos obispos belgas se mantuvieron en un discreto segundo plano durante el proceso de debate de la ley. Estaban en contra, obviamente, por coherencia con el Magisterio. Pero nunca dieron una batalla tan feroz como la que la Iglesia ha dado en España ante la llamada reforma de la ley del aborto -batalla que no dio, por cierto, en los ocho años de Gobierno del Partido Popular-. Y por supuesto, según me dicen aquí, ningún obispo llamó a los profesores de Lovaina para decirles lo que debían pensar o escribir, cosa que no puede decirse precisamente de los obispos españoles respecto a los centros de bioética de sus Universidades o Facultades de Teología."

"Pero no tengo tan claro que en España estemos en este punto. Y el posicionamiento del magistrado del Constitucional me lo sugiere aún más. La influencia de "lo católico" sigue sobrepasando claramente los límites de lo aceptable en una sociedad pluralista y democrática. Es grave, a mi modo de ver, que alguien pueda pensar que la constitucionalidad o inconstitucionalidad de una ley pueda ser evaluada con un instrumento distinto al de la propia Carta Magna. Menos aún, con el catecismo de la Iglesia católica. Y es que los funcionarios públicos deben tomar decisiones basadas en el interés público, no en sus presupuestos morales privados."

Leer todo el artículo, aquí

viernes, 20 de agosto de 2010

Las primarias en el PSOE de Madrid

Anda estos días revuelto el "cotarro" político madrileño con el tema de la selección del candidato a las elecciones autonómicas mediante el procedimiento de "primarias", entre el actual secretario general del PSM Tomás Gómez y la ministra de sanidad Trinidad Jiménez.
Creo que en vez de escribir mi opinión sobre el tema, será mejor que reproduzca literalmente un artículo mío que se publicó en el periódico "El Norte de Castilla" el día 10 de marzo de 1998, con motivo de las elecciones primarias que en aquellos momentos se disputaban en el PSOE entre Joaquín Almunia y José Borrel.

EL PSOE Y LAS “PRIMARIAS”
(El Norte de Castilla 10/04/1998)

En el año 1982, el PSOE ganó las elecciones de forma mayoritaria, entre otras razones, porque ofrecía ante los ciudadanos la imagen de un Partido fuerte, unido, disciplinado y con un “líder” indiscutible e indiscutido. Esta cohesión interna y el liderazgo definido, junto con los logros de nuestros gobiernos, nos permitió repetir los sucesivos triunfos electorales, de 1986, 89 y 93.
Durante este tiempo causó furor la frase “el que se mueve no sale en la foto”, fiel reflejo de una filosofía política interna que, si bien tenía los beneficios antes aludidos que nos permitían seguir triunfando electoralmente y siendo los motores y protagonistas del cambio de nuestra sociedad, trajeron también consigo los perjuicios de la falta de debate y discusión interna, no solamente sobre el liderazgo de Felipe González, sino también sobre el de todos y cada uno de los “líderes” de cada nivel organizativo.
Esta situación en la que toda disidencia interna era estigmatizada con el “haces daño al Partido”, fue el caldo de cultivo que permitió, si no la aparición de los casos de corrupción, sí al menos el que esos casos de corrupción no fueran cortados y atajados de forma fulminante. Un malentendido concepto de la solidaridad con el compañero, y la tan querida práctica de lavar los trapos sucios dentro de casa, llevó al PSOE a la situación que todos conocemos y lamentamos.
La sociedad española, que ha creído siempre poco en los partidos políticos, y que había comenzado a recuperar esa credibilidad, sobre todo en y gracias al PSOE, se encontró de nuevo abocada al descrédito del sistema de partidos, por culpa del aparente fracaso del único que podía devolver esa credibilidad: el PSOE.
La pérdida de las elecciones generales de 1996 hizo que, de nuevo el PSOE con Felipe González a la cabeza, se planteara la recuperación de esa confianza perdida. La no presentación de Felipe González como candidato a secretario general en el último congreso del partido y la elección de Joaquín Almunia como nuevo secretario general, no son nada más que pasos encaminados a esa recuperación de la confianza de los ciudadanos en los partidos políticos.
La convocatoria y celebración de las Elecciones Primarias para la designación de candidato a las Presidencia del Gobierno son otro paso de gigante en esa misma dirección, que debería de completarse, en un futuro muy próximo, con la participación de los simpatizantes en dichos procesos internos de designación.
Además de devolver la credibilidad de los ciudadanos en los partidos políticos, las elecciones primarias aportan otros muchos beneficios al partido que las implanta y a la propia sociedad, a pesar de lo cual no pocos dirigentes del PSOE han estado expresando hasta hace muy poco tiempo sus dudas sobre los mismos.
Ahora, por fin, ya no es así. Ya nadie pone en duda que la discrepancia y la diversidad de criterios no es otra cosa que la demostración de la viveza y dinamismo del partido, y que aquel que discrepa y lo expresa con corrección y aceptando la democracia interna, no solo no “hace daño al partido” sino que, muy al contrario, aporta beneficios indudables al mismo. A ninguno de los dirigentes actuales del PSOE, en su sano juicio, se le ocurriría hoy afirmar que Pepe Borrell esta haciendo daño a la organización con su participación como candidato en las Primarias.
Aún existen miembros del partido que continúan manifestando algunas preocupaciones ante los posibles riesgos que este proceso entraña. No debemos ocultar que, como afirma un buen amigo mío, son “riesgos menores” y por lo tanto perfectamente asumibles. Entre estos riesgos, uno de los más citados estos días es el de que el Secretario General y candidato Joaquín Almunia pierda las primarias, y ante este resultado adverso, presente la dimisión como secretario general.
A pesar de encontrarme entre los que apoya decididamente a Joaquín, y así lo expresaré con mi voto el próximo día 24 de abril, este riesgo me parece insignificante, aún en el caso de que se produzca esa pérdida de las primarias y la posterior dimisión. La personalidad responsable de Joaquín Almunia y la madurez del Partido hace que este riesgo, para algunos importante, sea absolutamente despreciable.
Ahora sólo falta que el PSOE desarrolle este proceso con absoluta limpieza y normalidad democrática. Y dentro de esa normalidad y limpieza se circunscribe la imparcialidad de los órganos que tienen que garantizarlas.
Esto no quiere decir que los dirigentes del Partido deban mantenerse imparciales y callados ante el proceso. Más bien al contrario, tanto estos, como los cargos públicos, así como todas aquellas personas que pretendan representar algo en nuestra organización, deben de opinar y pronunciarse en este importante proceso. Si los máximos referentes del Partido se mantienen mudos en este momento fundamental de la vida orgánica del mismo, estarán haciéndole un flaco servicio. Que nadie tenga miedo de que su pronunciamiento vaya a condicionar el voto libre y secreto de los militantes. Pero estos, los militantes, necesitan saber qué opinan sobre este tema sus dirigentes, aunque solamente sea para saber si coincide con lo que piensan ellos mismos.
Me ratifico totalmente con lo que escribí hace más de 12 años.